Monday, March 02, 2015

LECTURAS PARA EL DÍA DE HOY



Lectura Misa del Dia Lunes Marzo 02 2015



LUNES II SEMANA DE CUARESMA
PRIMERA LECTURA
Daniel: 9, 4-10
Hemos pecado, Señor, hemos cometido iniquidades.
En aquellos días, imploré al Señor, mi Dios, y le hice esta confesión: "Señor Dios, grande y temible, que guardas la alianza y el amor a los que te aman y observan tus mandamientos. Nosotros hemos pecado, hemos cometido iniquidades, hemos sido malos, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus normas. No hemos hecho caso a los profetas, tus siervos, que hablaban a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo.
Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la vergüenza en el rostro, que ahora soportan los hombres de Judá, los habitantes de Jerusalén y de todo Israel, próximos y lejanos, en todos los países donde tú los dispersaste, a causa de las infidelidades que cometieron contra ti.
Señor, la vergüenza es nuestra, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres, porque hemos pecado contra ti. De nuestro Dios, en cambio, es el tener misericordia y perdonar, aunque nos hemos rebelado contra Él, y al no seguir las leyes que Él nos había dado por medio de sus siervos, los profetas, no hemos obedecido su voz". 
Palabra de Dios

SALMO
Del salmo 78
R/. No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados.
No recuerdes, Señor,
contra nosotros las culpas de nuestros padres.
Que tu amor venga pronto a socorrernos,
porque estamos totalmente abatidos. R/.
Para que sepan quién eres,
socórrenos, Dios y salvador nuestro.
Para que sepan quién eres,
sálvanos y perdona nuestros pecados. R/.
Que lleguen hasta ti los gemidos del cautivo;
con tu brazo poderoso salva a los condenados a muerte.
Y nosotros, pueblo tuyo y ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias siempre y de generación en generación te alabaremos. R/.

EVANGELIO
San Lucas: 6, 36-38
Perdonen y serán perdonados.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.
Den y se les dará: recibirán una medida buena, bien sacudida, apretada y rebosante en los pliegues de su túnica. Porque con la misma medida con que midan, serán medidos". 
Palabra del Señor

Algo para pensar y orar en esta semana. La amistad de Dios



La Amistad de Dios
Mantengo que Dios – gracias a la abundancia de su divina vida, y sin ninguna necesidad por nosotros – desea traer seres humanos a la existencia para cultivar su amistad con ellos. Esta hipótesis puede sonar extraña, porque va en contra de muchas enseñanzas sobre Dios. Para ser honesto, tuve mis dudas cuando comencé a pensar es esto. Pero a lo largo de los años, y a medida que mi propia relación con Dios se ha profundizado, y he escuchado a otras personas hablar de cómo Dios se ha relacionado con ellas, he quedado convencido que la mejor definición de la relación que Dios quiere tener con nosotras y nosotros, es la amistad.
William A. Barry, SJ

IMÁGENES PARA PENSAR. Máscaras



Hay gente transparente, que va de frente, que no regatea honestidad. Te mira a los ojos, de tú a tú, y no se esconde. No tiene vueltas, ni esquinas, ni recovecos. Y sin saberlo, son descanso y hogar para los demás.

Quark
pastoralsj

Dime una Palabra por Luis Fernando Crespo SM. Sed compasivos


2 de marzo
Lunes II de cuaresma

Lc 6, 36-38 Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo

Este es el modelo: tu compasión. Vivir el mundo desde tu corazón, desde tu mirada, desde tu escucha, desde tus manos que acarician, que sanan, que curan. Vivir cada una de las relaciones como tu las vives, atendiendo a todo el que llega a ti, dando vida, y vida en abundancia. Padecer con el que padece, desde la entraña misteriosa del ser para el otro, del no permanecer indiferente, del implicarme, del implicar….la fuerza de tu compasión transformando el mundo.

Luis Fernando Crespo SM
Dime una Palabra

EL CAMINO DE CUARESMA... NO JUZGUES


NO JUZGUES
a los demás, 
evita las críticas
y la visión negativa
de la realidad

Trampas y caretas

Monday, February 23, 2015

El Papa Francisco revisa la teología del infierno por Juan Arias



La Iglesia oficial defiende desde el siglo XV que el castigo del infierno destinado a los pecadores es “eterno”, idea iniciada en el siglo VI con San Agustín. El Papa Francisco acaba de revisar dicha doctrina católica al afirmar que la Iglesia “no condena para siempre”.
Sin necesidad de grandes encíclicas, con sus charlas habituales, Francisco está llevando a cabo una revisión de la Iglesia para acercarla a sus raíces históricas.
El último golpe de gracia lo ha dado en un momento un poco más solemne que en sus charlas habituales con los periodistas. Esta vez ha aprovechado, días atrás, su discurso a los nuevos cardenales para recordarles que el castigo del infierno con el que la Iglesia ha atormentado a los fieles no es “eterno”.
Según Francisco, en el DNA de la Iglesia de Cristo, no existe un castigo para siempre, sin retorno, inapelable.
El papa jesuita es licenciado en teología aunque no hizo el doctorado. Quizás de él podría hoy decir el papa dimisionario y doctor en teología, Benedicto XVI lo que afirmaba de su antecesor, el papa polaco, Juan Pablo II: que sabía poca teología.
Durante una cena informal en Roma, en casa de periodista alemán, amigo suyo, Ratzinger confió, en efecto, a los pocos comensales presentes que el papa Wojtyla “era más poeta que teólogo” y que él, como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cargo que ocupaba entonces, necesitaba revisar sus discursos y documentos papales para que no se le escapara “alguna imprecisión teológica”.
Francisco es, sin embargo, un fiel seguidor de la teología que se inspira en el cristianismo original, que era, afirma él, no el de la “exclusión” sino el de la “acogida” de todos, incluso de los mayores pecadores. Se inspira en aquel cristianismo antes que la teología liberal del profeta Jesús de Nazaret fuera contaminada por la severa teología aristotélica y racional.
No fue un lapsus la afirmación de Francisco a los cardenales de que la Iglesia “no condena a nadie para siempre”, que equivale a decir que el castigo de Dios no es “eterno”, ya que las puertas de la Iglesia de la misericordia y del perdón están siempre abiertas para el pecador.
El papa que está exigiendo a los suyos, empezando por los cardenales, el ir al encuentro de los que el mundo olvida y margina en vez de perder su tiempo en los palacios del poder, sabe que esa doctrina teológica sobre la eternidad e irreversibilidad de las penas del infierno, fue sufriendo cambios a lo largo de la Historia de la Iglesia.
Hasta el siglo III la Iglesia nunca defendió la doctrina de la eternidad del infierno. Al revés, el exegeta de las Escrituras, Orígenes (250 ) defendió la doctrina de la apocatástasis, según la cual el Dios de los Evangelios perdona siempre. Orígenes se fundaba en la parábola del Hijo pródigo que vuelve a los brazos del padre y es recibido con tanta fiesta que provoca la envidia del hermano bueno y fiel.
Sólo en el siglo VI empieza a aparecer el concepto de “condena eterna”, sobretodo con San Agustín, el mismo que defendía que los niños muertos sin bautismo tenían que ir al infierno. Ante las protestas de las madres de esos niños, la Iglesia creó la doctrina del Limbo, un lugar donde esos niños “ni gozan ni sufren”, algo completamente ajeno a los Evangelios.
En nuestros días, el fallecido papa polaco, Juan Pablo II, en el Catecismo de la Iglesia Universal nacido de las discusiones del Concilio Vaticano II, abolió el Limbo. Según comentaron amigos personales del papa, Wojtyla nunca había aceptado que una hermana suya nacida muerta y que no pudo ser bautizada, pudiera no estar en el cielo por haber muerto antes de ser liberada con el bautismo del pecado original.
La familia del futuro papa era muy católica y fiel a aquella doctrina ni siquiera enterraron el cuerpo de la pequeña por no haber podido recibir el bautismo. Lo confirmó él mismo cuando al hablar de la tumba en la que había querido recoger los restos de toda su familia, puntualizó que había faltado sólo su hermanita “porque había nacido muerta”. La habían echado a la basura.
Fue el Concilio de Florencia en el siglo XV quién rubricó definitivamente la doctrina de San Agustín de un castigo y un infierno eterno. Sin embargo, ya en el siglo V, San Jerónimo estaba convencido de que no era conciliable la doctrina del infierno con la misericordia de Dios. Así y todo, se pedía a sacerdotes y obispos que siguiesen defendiendo la doctrina tradicional ”para que los fieles, por temor al castigo del infierno eterno, no pecasen”.
Hoy, el papa Francisco, ha dado un salto de siglos, se ha colocado al lado de las primeras comunidades cristianas aún empapadas de la doctrina del misericordioso profeta de Nazaret, que había venido “a salvar y no a condenar”.
Los primeros cristianos sabían que Jesús había sido duro y severo con la hipocresía y con el poder tirano, mientras abrazaba a los marginados por la sociedad bien y a los que la Iglesia oficial de su tiempo tachaba de pecadores.
Pueden parecer minucias teológicas para los no creyentes, pero son muy importantes para millones de cristianos que durante siglos han sufrido oprimidos por la doctrina de un Dios tirano, sediento de castigo y de castigo eterno.
Recuerdo que a final de los años 60, tras haber escrito en el diario español PUEBLO un artículo titulado “El Dios en quién no creo”, en el que defendía que los cristianos tenían que escoger entre Dios y el infierno eterno, ya que ambos eran conceptos inconciliables, sufrí un duro interrogatorio por el entonces arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo que me acusó de “haber escandalizado a los fieles”.
Aquí en Brasil, el teólogo de la liberación, Leonardo Boff, me contó que cuando hace 16 años, el gran escritor y poeta de Bahia, Joao Cabral de Mello Neto, estaba para morir, a pesar de no ser creyente, le angustiaba en aquella hora la doctrina sobre el miedo al infierno que le habían inculcado en la infancia. Le llamaron para que lo tranquilizara. Boff, que fue condenado al silencio por el Papa Benedicto XVI cuando era Prefecto de la Congregación de la Fe, lo usó con el escritor las mismas palabras que ahora el papa Francisco usa para asegurar que Dios no condena a nadie para siempre.
Boff le añadió con humor al poeta que alguien capaz de escribir la joya literaria, social y humana de Vida e morte Severina, merecía indulgencia plenaria en la hora de despedirse de la vida.
El cambio es copernicano. Hoy es un papa como Francisco el que afirma con total naturalidad que el Dios cristiano “no condena a nadie para siempre”, que es como decir que no existen infiernos eternos, una afirmación que hasta hace poco podría haber servido para abrir un proceso contra un teólogo y condenarlo al ostracismo.
El País

La Biblia leída por un científico


'Entrada de los animales en el arca de Noé', por Jacopo Bassano (1570) / MUSEO DEL PRADO

Un genetista británico analiza las sagradas escrituras en busca de errores e incoherencias


En 1631, los impresores reales de Londres editaron una traducción al inglés de la Biblia, pero se comieron una palabra. En el versículo 14 del capítulo 20 del Éxodo, se extravió un “no”. El problema es que se trataba del séptimo mandamiento, que quedó: “Cometerás adulterio”. De inmediato, las autoridades ordenaron perseguir los 1.000 ejemplares publicados y quemarlos, aunque, casi cuatro siglos después, todavía sobreviven 11 de las llamadas Biblias Adúlteras. Una de ellas se puede contemplar en un museo de la Universidad Bautista de Houston (EE UU).
Otra Biblia, la primera impresa en inglés en Irlanda, en 1716, convirtió “go and sin no more” (“no peques más”) en “go and sin on more” (“sigue pecando”). Muchas de sus 8.000 copias jamás pudieron ser recuperadas y destruidas.
“Se conocen más de 20.000 versiones manuscritas del Nuevo Testamento y solo unas pocas son idénticas entre sí”, explica el genetista Steve Jones en su nuevo libro, Ciencia y creencia. La promesa de la serpiente (editorial Turner). El físico Albert Einstein sostenía que “la Biblia es una colección de leyendas honorables, aunque primitivas, y en cualquier caso bastante infantiles”. Jones, nacido en Gales en 1944 y antiguo jefe del Departamento de Genética del University College de Londres, intenta ser más respetuoso en una obra que escudriña los versículos bíblicos desde el punto de vista de un científico.
A lo largo de 358 páginas, con una claridad poco habitual en los científicos reconvertidos a divulgadores, Jones intenta “echar una ojeada fresca” a uno de los libros más influyentes de la historia. George Washington, primer presidente de EE UU entre 1789 y 1797, afirmaba que “resulta imposible gobernar el mundo correctamente sin Dios y sin la Biblia”. Mucho más recientemente, su sucesor George W. Bush proclamó: “Siento que Dios quiere que me presente como candidato a la presidencia”.
La Biblia Adúltera (1631) ordena por error: "Cometerás adulterio". / UNIVERSIDAD DE OXFORD
Hoy, expone Jones, dos tercios de los estadounidenses confían en Dios con absoluta certeza y la mitad de ellos asevera que Jesucristo no tardará en volver. La mayor parte de los ciudadanos preferiría votar para presidente a un mormón, a un judío o a un homosexual que a un ateo. Y un tercio de la población cree que la Biblia ha de interpretarse de manera literal. La zarza en llamas hablaba y la mujer surgió de la costilla del hombre.
Jones se encuentra en la otra trinchera. Aunque sostiene que su libro “no pretende ser una declaración a favor o en contra del placer de las sectas; ni un ataque o una defensa, del cristianismo o de cualquier otro credo”, es difícil que un cristiano no se replantee su fe después de leer Ciencia y creencia. A medida que la doble hélice de ADN de nuestras células se copia, por ejemplo para concebir un hijo, se va llenando de errores, señala el genetista. Cada recién nacido presenta alrededor de 60 mutaciones. Y lo mismo ocurre con los pergaminos escritos una y otra vez por los escribas, como demuestran la Biblia Adúltera y la Biblia Pecadora.
Acumulando versiones, recuerda Jones, el cristianismo ha tenido 10.000 credos diferentes, muchos de ellos enfrentados entre sí. Desde los tiempos bíblicos hasta la invasión de Irak, se han producido unas 2.000 guerras. “Unos 120 de estos conflictos tuvieron una base eminentemente religiosa”, calcula. Analizar, y en muchos casos desmantelar, la Biblia, el Talmud o el Corán es, para Jones, mucho más que un pasatiempo intelectual.
En su libro, el investigador recurre a la geomitología, la disciplina que utiliza la ciencia para buscar los orígenes de las leyendas religiosas. En el caso del Diluvio Universal y el Arca de Noé, Jones recuerda que hay 300 relatos similares sobre inundaciones en todo el mundo. Uno de ellos surgió en Babilonia, en el actual Irak. Su dios decidió exterminar a toda la humanidad excepto a un gobernante llamado Atrahasis, a quien avisó para que construyera un barco para su familia y los animales.
Atrahasis, continúa Jones, existió. Fue señor de Sumeria 3.000 años antes del presunto nacimiento de Jesucristo. Y las excavaciones en los restos de su ciudad muestran las huellas de una gigantesca crecida del río Éufrates en aquella época.
Sin embargo, Jones no se reduce a la manida geomitología. También busca incoherencias (“en el Génesis, por ejemplo, el hombre es creado tanto antes como después de los animales”) y hasta errores de Dios. En el Libro de Job, el Señor explica al profeta que el nivel de los océanos es inmutable, porque durante la Creación le ordenó a la marea: “Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí cesará la arrogancia de tus olas”.
“Desde la época del éxodo hasta el siglo XX mantuvo su promesa, pues el límite de la marea alta se hallaba más o menos estable, pero desde principios de la década de 1990 se ha producido un aumento medio de unos tres milímetros al año [por el cambio climático]”, bromea Jones.
El genetista también indaga en el origen de la fe en el cerebro humano y acaba con una propuesta. “Así como se han superado los obstáculos de la lengua, la raza y la distancia que otrora nos dividían, ha llegado el momento de abandonar esta última restricción que constituye la religión, que hace mucho más por separar que por unir”. Su sustituto, opina, es la ciencia.
El País

Contemplando y compartiendo la Palabra por Fray Manuel Santos Sánchez



I. Contemplamos la Palabra

Lectura del libro del Levítico 19,1-2.11-18:

El Señor habló a Moisés: «Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: "Seréis santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo. No robaréis ni defraudaréis ni engañaréis a ninguno de vuestro pueblo. No juraréis en falso por mi nombre, profanando el nombre de Dios. Yo soy el Señor. No explotarás a tu prójimo ni lo expropiarás. No dormirá contigo hasta el día siguiente el jornal del obrero. No maldecirás al sordo ni pondrás tropiezos al ciego. Teme a tu Dios. Yo soy el Señor. No daréis sentencias injustas. No serás parcial ni por favorecer al pobre ni por honrar al rico. Juzga con justicia a tu conciudadano. No andarás con cuentos de aquí para allá, ni declararás en falso contra la vida de tu prójimo. Yo soy el Señor. No odiarás de corazón a tu hermano. Reprenderás a tu pariente para que no cargues tú con su pecado. No te vengarás ni guardarás rencor a tus parientes, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor."»

Sal 18,8.9.10.15 R/. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma;
el precepto del Señor es fiel
e instruye al ignorante. R/.

Los mandatos del Señor son rectos
y alegran el corazón;
la norma del Señor es límpida
y da luz a los ojos. R/.

La voluntad del Señor es pura
y eternamente estable;
los mandamientos del Señor son verdaderos
y enteramente justos. R/.

Que te agraden las palabras de mi boca,
y llegue a tu presencia
el meditar de mi corazón,
Señor, roca mía, redentor mío. R/.

Lectura del santo evangelio según san Mateo 25,31-46:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme." Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?" Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis." Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis." Entonces también éstos contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?" Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo." Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.»

II. Compartimos la Palabra

  • “Yo soy el Señor, vuestro Dios”

Ya Dios en el Antiguo Testamento nos propone imitarle. La osadía de imitar a Dios. “Seréis santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo”. Y a continuación enumera una serie de actitudes que no debemos vivir porque van contra la santidad de Dios y nuestra santidad. Una vez más, hay que decir que estos mandatos de Dios no son las indicaciones de un dictador despótico, que manda arbitradamente lo que quiere a sus súbditos. Son las sendas a seguir para encontrar el sentido de la vida, para lograr el gozo de vivir, dichas por Alguien que sabe más que nosotros y nos quiere entrañablemente. Los caminos contrarios llevan a la infelicidad.
Jesús, el Hijo de Dios, el gran regalo que Dios nos ha hecho, sigue la misma línea, como no podía ser de otra forma. Todas sus indicciones son las sendas a seguir para que encontremos “vida y vida en abundancia”. Él es el Camino, la Verdad que nos lleva a la vida, a disfrutar de la vida. El mal, el camino del mal, siempre tiene su atractivo, como si por él se consiguiese ser más feliz. Pero no es así. El santo, el buen cristiano, el que vive como Jesús, almacena mucha más felicidad en su corazón que el que va por la vía del mal.
  • “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis”

Jesús tiene otras matemáticas vitales distintas a las que predominan en nuestra sociedad. Nos dice que no es más persona el que tiene más dinero, más títulos, más cosas, sino que la dignidad humana se mide por el amor, a más amor más persona. Por eso, al final de nuestra vida, no nos van a preguntar por nuestra cuenta corriente, por nuestros títulos, si fuimos los primeros de la clase y si sacamos matrícula en todas las asignaturas académicas. No, la única pregunta que nos van a hacer versa sobre el amor, nos van a examinar de amor, del amor concreto a nuestros hermanos. Y para ayudarnos a caminar por la senda del amor y de la fraternidad, Jesús se identifica con cualquier hermano nuestro, para que le sintamos más hermano si cabe. Lo del juicio final: “Porque tuve hambre y me disteis de comer… Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis”.
Fray Manuel Santos Sánchez 
Real Convento de Predicadores (Valencia) 
Orden de Predicadores

LECTURAS PARA EL DÍA DE HOY



Lectura Misa del Dia Lunes Febrero 23 2015


PRIMERA LECTURA


Levítico: 19, 1-2. 11-18
Juzga a tu prójimo con justicia.
En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: "Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: 'Sean santos, porque yo, el Señor, soy santo. No hurtarán. No mentirán ni engañarán a su prójimo. No jurarán en falso por mi nombre; eso sería profanar el nombre de su Dios. Yo soy el Señor. No oprimas ni explotes a tu prójimo. No retengas hasta el día siguiente el salario del que trabaja para ti. No maldigas al sordo, ni pongas tropiezos ante el ciego. Teme a tu Dios. Yo soy el Señor.
No seas injusto en la sentencia, ni por favorecer al pobre ni por respeto al poderoso. Juzga con justicia a tu prójimo. No andes calumniando a los tuyos ni des testimonio contra la vida de tu prójimo. Yo soy el Señor.
No odies a tu hermano ni en lo secreto de tu corazón. Trata de corregirlo, para que no cargues tú con su pecado.
No te vengues ni guardes rencor a los hijos de tu pueblo. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor' ".

Palabra de Dios

SALMO
Del salmo 18
Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.
La ley del Señor es perfecta del todo
y reconforta el alma;
inmutables son las palabras del Señor
y hacen sabio al sencillo. R/.
En los mandamientos del Señor
hay rectitud y alegría para el corazón;
son luz los preceptos del Señor
para alumbrar el camino. R/.
La voluntad del Señor es santa
y para siempre estable;
los mandatos del Señor son verdaderos
y enteramente justos. R/.
Que te sean gratas las palabras de mi boca
y los anhelos de mi corazón.
Haz, Señor, que siempre te busque,
pues eres mi refugio y salvación. R/.

EVANGELIO
San Mateo: 25, 31-46
Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Entonces serán congregadas ante Él todas las naciones, y Él apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda.
Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme'. Los justos le contestarán entonces: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?'. Y el rey les dirá: 'Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron'.
Entonces dirá también a los de la izquierda: 'Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron'.
Entonces ellos le responderán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?'. Y Él les replicará: 'Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos más insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo'. Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna".
Palabra del Señor

JESUITAS: Misión jesuítico-guaraní es destino turístico en Paraguay

Santísima Trinidad del Paraná, la última de las misiones edificadas por los jesuitas en Paraguay, se erige como un monumental tesoro arquitectónico que sigue emanando su espíritu social y religioso, el que integró a los guaraníes en unas reducciones basadas en la comunidad de bienes.




Vista general de parte de las ruinas de Santísima Trinidad del Paraná. Santísima Trinidad del Paraná, la última de las misiones edificadas por los jesuitas en Paraguay, se erige como un monumental tesoro arquitectónico que sigue emanando su espíritu social y religioso, el que integró a los guaraníes en unas reducciones basadas en la comunidad de bienes.Andrés Cristaldo EFE
Santísima Trinidad del Paraná, la última de las misiones edificadas por los jesuitas en Paraguay, se erige como un monumental tesoro arquitectónico que sigue emanando su espíritu social y religioso, el que integró a los guaraníes en unas reducciones basadas en la comunidad de bienes.Andrés Cristaldo EFE


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy










Vista general de parte de las ruinas de Santísima Trinidad del Paraná. Santísima Trinidad del Paraná, la última de las misiones edificadas por los jesuitas en Paraguay, se erige como un monumental tesoro arquitectónico que sigue emanando su espíritu social y religioso, el que integró a los guaraníes en unas reducciones basadas en la comunidad de bienes.Andrés Cristaldo EFEEl Nuevo Herald


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article10921664.html#storylink=cpy

EL CAMINO DE CUARESMA... ATIENDE


ATIENDE
Las necesidades de los demás,
compartiendo,
ayudando,
amando

Trampa y cartón

Dime una Palabra por Luis fernando Crespo SM. Conmigo lo hicisteis


23 de febrero
Lunes I cuaresma

Mt 25, 31-46 Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos

A ti de dimos de comer porque tenías hambre en la humanidad que muere de hambre, en los que viven buscando alimentos en los estercoleros de nuestra abundancia; a ti no te acogimos en los inmigrantes que cruzan el Estrecho en pateras ante nuestra indiferencia, que nos hace cómplices; a ti te visitamos en la cárcel de soto del real, en las pocas presas que quedan y que buscan un lugar de silencio para encontrarte más allá de todo ruido; a ti te dejamos ir desnudo, en medio de tanta locura de carnaval. Tú estás entre nosotros, pobre, llamándonos a compartir la misericordia con que pretendes transformar nuestro corazón.

Luis Fernando Crespo SM
Dime una Palabra

Algo para pensar y orar en esta semana


La verdad
Es difícil tomar una buena decisión cuando no tienes toda la información. Es también difícil seguir adelante mientras tratas de ignorar tu propia realidad. Jesús venía de una tradición que era brutalmente honesta; basta leer un poco sobre los profetas de Israel para darse cuenta de con qué fortaleza decían la verdad. Jesús continuó esta tradición cuando hablaba de lo que significaba pertenecer al pueblo de Dios, y participar en el reino de Dios.
Jesús sabía lo que Juan el Bautista supo antes que él, y lo que los profetas supieron antes que los dos: sin la verdad, las personas no pueden sanar. Si ignoramos la raíz de nuestras heridas, seguiremos heridas/os, aunque podamos sanar parte de ellas. Podemos arreglar lo que ha sido dañado. Pero si continuamos haciendo lo que causó el daño, sólo abriremos nuevas heridas, pues la causa no habría cambiado.
La Cuaresma es un tiempo adecuado para detener nuestra actividad durante un tiempo lo suficientemente largo, que nos permita observarla cuidadosamente, a través de la oración, y así poder determinar las verdades específicas que conforman nuestra situación.
Vinita Hampton Wright
Espacio Sagrado

Sunday, February 22, 2015

Agredidos por Moscú y abandonados por Roma por Sandro Magister


En una Ucrania ocupada por los rusos, los católicos están de nuevo perseguidos. Pero para ellos el Papa Francisco no ha tenido palabras de consuelo, sino de reprimenda. El factor Putin en el Vaticano 


ROMA, 20 de febrero de 2015 – El Papa Francisco ha tenido ocasión de hacerse perdonar por los obispos de Ucrania, que han estado en Roma hace unos días para hablar con él en la periódica visita "ad limina".

Las palabras con las que Jorge Mario Bergoglio había denunciado al mundo, hace dos semanas, la guerra que asola su patria no habían gustado a estos obispos, a sus sacerdotes y fieles. La había definido "violencia fratricida", poniendo al mismo nivel a todos, agresores y agredidos.

Y lo peor fue cuando Francisco, levantado la mirada del texto, improvisó: "Cuando oigo las palabras 'victoria' o 'derrota' siento un gran dolor, una gran tristeza en el corazón. No son palabras justas: la única palabra justa es 'paz'. Pensad, ¡esta es una guerra entre cristianos!  Todos vosotros tenéis el mismo bautismo. Estáis luchando entre cristianos. Pensad en este escándalo".

Que Bergoglio tuviera una especial consideración hacia Rusia es algo que ya se pudo ver cuando estalló la guerra en Siria: convocó una jornada de ayuno y de oración para evitar la intervención armada de Estados Unidos y Francia contra el régimen de Damasco, y Vladimir Putin le felicitó públicamente.

También pesa el factor ecuménico: de los 200 millones de cristianos ortodoxos que hay en el mundo, 150 pertenecen al patriarcado de Moscú "y de todas las Rusias" y, por consiguiente, es sobre todo con Moscú con quien el Papa quiere cultivar buenas relaciones.

Pero que la agresión de Rusia a Ucrania, la ocupación armada del territorio oriental, la anexión de Crimea hayan dejado al Papa indiferente a "victoria" o "derrota", ha sido algo insoportable para los sentimientos de los católicos ucranianos, sobre todo teniendo en cuenta que estas palabras del Papa Francisco han sido aplaudidas por Moscú, no por Putin esta vez, sino por el patriarca ortodoxo Kirill, que tiene jurisdicción también sobre los ortodoxos de Ucrania.

Es aún muy reciente la persecución de la que fueron víctimas los católicos ucranianos por parte del régimen soviético. Su Iglesia, después de la segunda guerra mundial, fue literalmente aniquilada, con innumerables mártires asesinados de las formas más atroces: crucificados, tapiados vivos, ahogados en agua hirviendo.

La caída del muro de Berlín en 1989 hizo salir a esta Iglesia de las catacumbas. Pero su reconquista de una espacio vital sigue siendo durísima y está aún incompleta, incluidas las iglesias y las casas que acabaron en manos de obispos y sacerdotes ortodoxos.

Hoy, los casi cinco millones de católicos ucranianos saben muy bien que son ellos el verdadero obstáculo al encuentro entre el Papa de Roma y el patriarca de Moscú. Pero tampoco aceptan ser sacrificados en el altar de este sueño ecuménico.

Los católicos ucranianos resisten en el oeste del país, en Galitzia, en Leópolis. Pero en Crimea y en el Donbas ocupado la represión es, de nuevo, despiadada.

El nuncio vaticano en Kiev, el arzobispo estadounidense Thomas E. Gullickson, nombrado por Benedicto XVI en 2011, la ha comparado a la persecución soviética de 1946, "con la complicidad de los ortodoxos y la bendición de Moscú". Ha evocado incluso "la lección del Califato en Iraq y en Siria" para decir que "tragedias como estas" pueden suceder también en otros lugares.

Los informes que el nuncio transmite a Roma son detallados y alarmantes. Y la reacción de los católicos ucranianos, al ver que nada de todo ello afloraba en las palabras del Papa Francisco, ha sido furibunda. Están convencidos de que también en la curia romana, como en Ucrania, el partido filoruso tiene campo libre e influencia al Papa.

Ante las protestas de los católicos ucranianos, la secretaría de Estado ha respondido el 10 de febrero con una nota para "precisar que la intención del Papa ha sido dirigirse siempre a todas las partes interesadas, confiando en el esfuerzo sincero de cada una de ellas para aplicar los propósitos alcanzados de común acuerdo y recordando el principio de la legalidad internacional".

Pero ciertamente, esta tenue alusión a la legalidad no ha preocupado a Moscú, segura de que su anexión de Crimea ha sido, de hecho, aceptada por todos, Vaticano incluido, y que respecto a Donbas, rusificada y sin católicos, podría suceder lo mismo.


He aquí el índice de todas las notas precedentes:

> "L'Espresso" al séptimo cielo


__________


Las palabras del Papa por la paz en Ucrania, al final de la audiencia general del 4 de febrero:

> Llamamiento

Las reacciones negativas de los católicos ucranianos a las palabras del Papa, según cuanto han relatado los vaticanistas John Allen y Marco Tosatti:

> Is the pope’s view of Ukraine blurred by 'ecumenical correctness'?

> Ucraina, criticato il Vaticano


Y, en cambio, el aplauso del patriarca de Moscú Kirill:

> Patriarch Kirill thanks Vatican for balanced view on Ukraine crisis

La nota vaticana del 10 de febrero en réplica a las reacciones al llamamiento del Papa del 4 de febrero:

> Dichiarazione


Chiesa

EL CAMINO DE CUARESMA... NOMBRA


NOMBRA
identifica tus tentaciones y 
piensa como vencerlas.

Trampas y cartón

Monseñor Infanti: "Declaramos ilegal la pobreza"


El obispo chileno de Aysén pide una movilización ética mundial


"El 1% de la población mundial es propietaria de más riquezas que el 99% restante"


(Luis Infanti, obispo de Aysén).- Declarar "fuera de la ley" a las leyes inmorales, a las leyes que promueven la POBREZA como estructura social, que crea pueblos y personas esclavas, torturadas, martirizadas diariamente y sometidas al empobrecimiento, es un desafío humanitario que debería comprometernos como protagonistas de nuestra historia. A eso apunta la campañanaciente a nivel mundial y que está brotando con fuerza también en Chile, DECLARAMOS ILEGAL LA POBREZA. Ya la campaña tiene solidos comienzos en Bélgica, Italia, Canadá, Filipinas, Malasia, etc.
Una profunda CRISIS ÉTICA nos lleva a reconocer algunas serias amenazas que ponen en grave peligro la vida y el futuro de nuestro planeta y de la humanidad:
La amenaza nuclear, la carrera armamentista y la militarización de numerosos países y zonas geográficas;
El cambio climático y la crisis ecológica, que exigen un radical cambio en el rumbo de las políticas mundiales;
La pobreza y sus consecuencias trágicas y desestabilizantes para la paz mundial, fruto de profundas injusticias e inequidades.
Ya en 1974 la ONU comprometió a todos los países del mundo a que podamos "celebrar" el año 2000 "erradicando la pobreza absoluta" (objetivo central del nuevo milenio). Visto el rotundo fracaso, en 1995, abdicando a la vida, la misma ONU modificó el objetivo, para "reducir a la mitad la pobreza" al año 2015.
El nefasto sistema económico actual, del cual Chile es un entusiasta, obediente y fiel reproductor de los mandatos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) desde los años de la dictadura, ha logrado:
Desmantelar los Estados; 
Liberalizando los mercados;
Desregularizando casi todos los sectores de la economía;
Privatizando los más estratégicos sectores públicos;
Mercantilizando los bienes comunes más esenciales para la vida de todo ser vivo (agua, alimentos, tierra, aire,...)
No es casualidad que el 1% de la población mundial sea propietaria de más riquezas que el 99% restante (ver informe OXFAM, 19 enero 2015). Ni es casualidad lo inmoral y delictivo del vergonzoso robo de algunos políticos (¿populares?) y de entidades económicas (PENTA) que nuevamente manifiestan en Chile la corrupción que existe en las esferas del poder económico - político.
Corrupción que ya habíamos denunciado en el "Caso Aysén", 15 años atrás, cómplice además el Poder Judicial. Estos escándalos crean pobreza, insultan gravemente a los pobres, son la violencia legalizada e institucionalizada en un país "democrático" (¿?)
Pobreza es mucho más que un problema de plata: es marginación, depresión, humillación, desesperación, es un robo de humanidad y de futuro de las personas.
La pobreza no es casualidad, pues hay leyes, instituciones (frecuentemente multinacionales), convicciones culturales (y mentales) que crean una estructura social que produce mantiene y profundiza este drama personal, colectivo y social.
Los rostros sufridos, violentados, desfigurados de los pobres gritan su dolor, al igual que la Madre Tierra, depredada y saqueada, grita su clamor.
¿Será casualidad que los hermanos Mapuches en su idioma no tengan la palabra "pobreza"? Como el idioma es fruto de la vivencia y experiencia de un pueblo, en mapudungun no existe la palabra "pobreza", pero si existe "empobrecido". Y el empobrecimiento tiene causas y causantes.
Miles y millones de hermanos y hermanas, hijos de Dios, sacrificados en los altares de la INEQUIDAD y de la INJUSTICIA, nos motivan a romper la indiferencia y el silencio, promoviendo una movilización ética mundial para declarar ilegal la EXTREMA RIQUEZA Y LA CORRUPCIÓN y lograr que la ONU, en 2018, para los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, declare ILEGAL LA POBREZA (no a los pobres), como una construcción social, planificada por los poderes económicos, políticos y judiciales.
Seminarios, charlas, encuentros a lo largo de Chile nos ayudarán a tomar conciencia de estas realidades y reaccionar colectivamente.
¿Será Chile un país promotor de esta histórica iniciativa ética? ¿Habrá también algún Municipio, Universidad u otra institución social que nos ayude a tomar conciencia de esta forma avanzada de esclavitud y declare ilegal la pobreza en su entidad?
Empecemos revisando nuestros estilos de vida, nuestra domesticación o sumisión (tal vez inconsciente) al actual sistema neoliberal, mercantilista y consumista. Podemos cambiar la historia. Esta iniciativa, surgida en Italia e impulsada por movimientos populares liderados por el Doctor Ricardo Petrella, nos abre la mente, el corazón, la voluntad y el poder ciudadano para que no solo podamos, sino que DEBAMOS CAMBIAR LA HISTORIA.
RD

Encuentros con la Palabra por Hermann Rodríguez S.J. “Después de esto, el Espíritu llevó a Jesús al desierto”


San Ignacio de Loyola describió la experiencia más profunda de Dios que tuvo en su vida con estas palabras: "Una vez iba por su devoción a una iglesia, que estaba poco más de una milla de Manresa, que creo yo que se llama san Pablo, y el camino va junto al río; y yendo así en sus devociones, se sentó un poco con la cara hacia el río, el cual iba hondo. Y estando allí sentado se le empezaron abrir los ojos del entendimiento; y no que viese alguna visión, sino entendiendo y conociendo muchas cosas, tanto de cosas espirituales, como de cosas de la fe y de letras; y esto con una ilustración tan grande, que le parecían todas las cosas nuevas. Y no se puede declarar los particulares que entendió entonces, aunque fueron muchos, sino que recibió una grande claridad en el entendimiento; de manera que en todo el discurso de su vida, hasta pasados sesenta y dos años, reuniendo todas cuantas ayudas haya tenido de Dios, y todas cuantas cosas ha sabido, aunque las junte todas en una, no le parece haber alcanzado tanto, como de aquella vez sola" (Autobiografía 30).
El antiguo soldado desgarrado y vano, que había buscado en los honores del mundo el sentido de su vida, y que poco a poco había ido rompiendo con los moldes de una cultura que determinaba su destino, se encontró en la soledad de su camino, con una experiencia de Dios imposible de abarcar. Junto al río Cardoner que iba hondo, este incurable caminante se sentó un poco con la cara hacia el río. No es que haya visto nada especial, ni que se le haya aparecido la Virgen, como a algunos arrieros de nuestras tierras, sino que todas las cosas le parecieron nuevas. Ni siquiera él mismo es capaz de entrar en detalles, pero ciertamente este momento cambió radicalmente su rumbo. Al final de sus días, después de sesenta y dos años, podía asegurar que aún juntando todas las experiencias e iluminaciones de su vida, nunca había recibido tanto como aquella sola vez.
Todos nosotros, en algún momento de nuestra vida, después de haber buscado en vano por rincones y recodos el sentido de nuestras existencias, nos hemos sentado un poco con la cara vuelta hacia el río de la historia. Hemos dejado de buscar nuestro propio camino, para dejar que aquel que es el Camino, nos buscara. Hemos dejado de preguntar por nuestras inquietudes, para dejar que aquel que es la Verdad, nos inquietara con sus preguntas. Hemos dejado de vivir para nosotros mismos, para dejar que aquel que es la Vida, comenzara a comunicarnos una vida abundante que teníamos que regalar a los demás.
Esto es, precisamente, lo que vivió Jesús cuando se fue al desierto; detuvo un momento su camino y se dejó tocar por las preguntas que le lanzaba Dios a través de la vida de su pueblo. Fue en este contexto de silencio y soledad, donde fue descubriendo lo que su Padre le pedía. Fue allí donde sintió las pruebas y las tentaciones de volverse atrás. Fue allí donde encontró las fuerzas para salir a predicar por toda Galilea: “Ha llegado el tiempo, y el reino de Dios está cerca. Vuélvanse a Dios y acepten con fe sus buenas noticias”. ¿Estás dispuesto o dispuesta a sentarte un poco junto al camino de tu vida para dejar que las preguntas de Dios te asalten y te exijan respuestas? ¿De verdad quieres entrar un momento en la soledad y el desierto para encontrarte con Dios y con tus propias fragilidades? Eso es la Cuaresma.
Hermann Rodríguez Osorio, S.J.*
* Sacerdote jesuita, Decano académico de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Javeriana – Bogotá
Encuentros con la Palabra
RD