Monday, September 26, 2016

Una imagen, un pensamiento y el resto...te corresponde a ti


"LAS CADENAS DE LA ESCLAVITUD SOLAMENTE ATAN LAS MANOS:
ES LA MENTE LO QUE HACE AL HOMBRE LIBRE O ESCLAVO".

Franz Grillparzer

Thursday, September 22, 2016

JESUITAS. CG 36. Consideraciones Previas por Orlando Torres sj



En la CG36 hay algunas novedades que reflejan la experiencia de recientes congregaciones. Por ejemplo, el reporte sobre el “Estado de la Compañía” (De Statu) estará listo antes del comienzo de la Congregación General, lo que permitirá una formulación más serena y reflexiva del mismo. De la misma manera, el trabajo previo hecho por las comisiones respecto a varios temas será considerado parte de la Congregación General. Finalmente, por primera vez seis Hermanos Coadjutores participarán como electores con derecho a elegir al nuevo General.
En relación a los tópicos a tratarse durante la Congregación, en la carta en la que el P. Nicolás convoca a la Congregación General, el P. General pidió a cada jesuita que reflexione y discierna sobre las que él considera son las tres llamadas más importantes que el Señor hace hoy a la Compañía. Considero que del análisis de estas respuestas podrían surgir importantes temas a tratarse en la Congregación General.
Creo que también tendremos que tener en cuenta la llamada que Su Santidad ha hecho a ir hacia las fronteras y periferias del mundo, problemáticas relacionadas con los inmigrantes y refugiados, el Jubileo de la Misericordia, y el Sínodo de la Familia. Es importante recordar que el decreto 4 de la CG32 respecto al servicio de la fé y promoción de la justicia fue inspirado como continuación del Sínodo de la Justicia (1971-72).
Otro tema importante que creo debería ser considerado es el cambio demográfico en la Compañía. Así como ocurre en la Iglesia Universal, el número de jesuitas jóvenes crece especialmente en Asia (47%) y Africa (20%), permanece relativamente estable en Latinoamérica (12%), y continúa disminuyendo en Europa (12%) y Estados Únidos (9%). Esto significa que el 79% de los jesuitas jóvenes se encuentran en el sur (Asia, África y Latinoamérica), mientras que sólo el 21% se encuentran en Europa y Estados Únidos. La Compañía del futuro -y con esto me refiero a los próximos diez años- mostrará un rostro bien diferente. Tomando en cuenta que muchos de los puestos claves en varias instituciones como la Universidad Gregoriana han sido ocupados por jesuitas europeos o norteamericanos, deberemos reflexionar acerca de las consecuencias que traerá este cambio demográfico en la Compañía, de manera que aquel no nos encuentre poco preparados.
Fragmento de una entrevista hecha al P. Orlando Torres publicada en la última edición de “Universidad Gregoriana”

CG 36

Indignación y cambio social: la hora del discernimiento por Agustín Domingo Moratalla



La Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal española celebró del 12 al 14 de septiembre el XXIII Curso de Formación en Doctrina social de la Iglesia. Este año las jornadas llevaban por título Hacia una política del encuentro y en ellas intervine en una mesa redonda para analizar las causas de la indignación. Compartí mesa con el profesor Jesús Sanz y el escritor Valentí Puig quienes se centraron en las reducciones del gasto social y la alteración del contrato social que la crisis ha producido. Distinguí entre una indignación saludable que dinamiza el cambio social y una indignación patológica propia del populismo en general, y de las dinámicas de los “Indignados” del 15M, en particular

La indignación es una categoría moral básica sin la cual no podríamos entender las dinámicas de justicia social. Hay sensibilidad moral cuando no confundimos lo real con lo bueno, lo que hay con lo que debe haber, el orden del ser con el orden del deber ser. La indignación está en la base de todas las movilizaciones sociales, de todas las revoluciones y de todos los procesos de cambio social, sin ella estaríamos instalados en el conformismo, el aburguesamiento y el aborregamiento. Sin indignación no habría tensión entre los mínimos de justicia de una sociedad democrática y los máximos de felicidad de las tradiciones morales; tampoco habría inquietud o disposición para modificar, cambiar o reformar actuaciones que consideramos injustas.

Institucionalizar la utopía
cacerola

Hay una indignación que podríamos llamar saludable porque no sólo despierta la sensibilidad sino que activa el entendimiento y orienta la voluntad. Es saludable porquepuede facilitar la capacidad de juzgar, la maduración y la ponderación de los medios que se utilizan para conseguir determinados fines. Algunas dinámicas de cambio social que se produjeron durante la transición española fueron posibles porque muchos de los indignados en aquel momento practicaron la prudencia, el discernimiento y mantuvieron despierta en todo momento su sensibilidad por la justicia social. El reformismo social requiere de la indignación saludable para mejorar y perfeccionar la democracia. Recordemos el famoso artículo que publicó el profesor Augusto Hortal en 1978 y que llevaba por título: “La democracia como institucionalización de una utopía”.
Sin un horizonte utópico, la vida social está condenada al puro pragmatismo administrativo, por eso las dinámicas de cambio y de justicia social requieren una ética de las instituciones que mantenga viva la sensibilidad moral, la inquietud por la justicia y los niveles básicos de indignación. Lo saludable de la indignación a la que nos referimos está vinculado a los procesos de institucionalización, es decir, a la creación de hábitos, pautas, mores y ethos que realicen, materialicen o transformen en realidad buena los deseos o inquietudes. Indignación, conmoción e institucionalización son tres dinámicas complementarias para realizar la justicia social en la historia.
Alerta ante la indignación patológica
A diferencia de la indignación “saludable”, la indignación patológica o enfermiza es aquella que desprecia las instituciones, se instala únicamente en utopías sin consideración temporal, en el ámbito de la ensoñación, la ilusión desencarnada y la instrumentalización emocional del lenguaje. Quienes pedían la “democracia real ya” se instalaban en el discurso de los puros fines sin considerar para nada el juicio, la proporcionalidad o necesidad de los medios. Los líderes del 15M instrumentalizaron los altos niveles de indignación saludable existentes de una sociedad que no había alimentado éticamente sus instituciones. La indignación es patológica cuando instrumentaliza la sensibilidad de la gente sencilla y de los afectados directamente por la injusticia, cuando introduce el mesianismo, el milenarismo y el paternalismo en los discursos políticos. La indignación es patológica cuando se olvida de la historia, las instituciones y, sobre todo, de una mínima cultura de la responsabilidad.
sin-curro

A diferencia de la indignación saludable, la indignación patológica desfigura la realidad de los pueblos, las instituciones y las gentes. La patología nace del falseamiento, de la distorsión, de la falsificación y de la deformación de las dinámicas sociales. En nuestras comunidades y grupos de referencia tenemos que estarmás despiertos que nunca para que no se nos venda como indignación saludable la verborrea de una indignación patológicaLa nueva militancia, el compromiso de vanguardia, el testimonio de frontera y la promoción de la justicia social requieren descubrir que la piedra de toque para distinguir entre una indignación y otra sólo tiene un nombre: “discernimiento”.

Agustín Domingo Moratalla
entreParéntesis

Te alabo en Verdad Cristobal Fones SJ



Aún en la tormenta
aún cuando arrecia el mar,
te alabo, 
te alabo en verdad. 

Aún lejos de los míos
aún en mi soledad 
te alabo, 
te alabo en verdad. 

Pues sólo a ti te tengo,
pues tu eres mi heredad, 
te alabo, 
te alabo en verdad (bis)

Aún sin muchas palabras
aunque no sea la paz,
te alabo,
te alabo en verdad

Pues sólo a ti te tengo,
pues tu eres mi heredad, 
te alabo, 
te alabo en verdad (bis)


Reflexiones sobre la lectura del Evangelio de hoy




La Palabra de Dios

Lucas 9: 7-9

El virrey Herodes se enteró de todo lo que estaba ocurriendo, y no sabía qué pensar, porque unos decían: "Es Juan, que ha resucitado de entre los muertos"; y otros: "Es Elías que ha reaparecido"; y otros: "Es alguno de los antiguos profetas que ha resucitado". Pero Herodes se decía: "A Juan le hice cortar la cabeza. ¿Quién es entonces éste, del cual me cuentan cosas tan raras? "Y tenía ganas de verlo.
Palabra del Señor

Reflexiones sobre la lectura de hoy

  • Sería un buen ejercicio llegar a tener una clara noción de la persona y de la familia de Herodes, y reflexionar sobre la relación de los romanos y los líderes judíos.
  • ¿Cómo reaccionas frente a la perplejidad de Herodes? Deja que te estimule para hacer la pregunta fundamental: “¿Quién es Jesús para mí?”

Conversación


Sin olvidar que sigo en la Presencia de Dios, imagino a Jesús mismo, de pie o sentado a mi lado. Le digo todo lo que está en mi mente, y en mi corazón, tal como se le habla al mejor amigo.


Conclusión

Gloria al Padre,
Gloria al Hijo,
Gloria al Espiritu Santo,
como era en el principio,
es ahora y siempre será,
por los siglos de los siglos
Amen

Espacio Sagrado

Lecturas para el día de hoy y comentario de Fernando Torres cmf




Primera lectura

Lectura del libro del Eclesiastés (1,2-11):

¡Vanidad de vanidades, dice Qohelet; vanidad de vanidades, todo es vanidad! ¿Qué saca el hombre de todas las fatigas que lo fatigan bajo el sol? Una generación se va, otra generación viene, mientras la tierra siempre está quieta. Sale el sol, se pone el sol, jadea por llegar a su puesto y de allí vuelve a salir. Camina al sur, gira al norte, gira y gira y camina el viento. Todos los ríos caminan al mar, y el mar no se llena; llegados al sitio adonde caminan, desde allí vuelven a caminar. Todas las cosas cansan y nadie es capaz de explicarlas. No se sacian los ojos de ver ni se hartan los oídos de oír. Lo que pasó, eso pasará; lo que sucedió, eso sucederá: nada hay nuevo bajo el sol. Si de algo se dice:«Mira, esto es nuevo», ya sucedió en otros tiempos mucho antes de nosotros. Nadie se acuerda de los antiguos y lo mismo pasará con los que vengan: no se acordarán de ellos sus sucesores.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 89,3-4.5-6.12-13.14.17

R/.
 Señor, tú has sido nuestro refugio 
de generación en generación


Tú reduces el hombre a polvo, 
diciendo: «Retornad, hijos de Adán.» 
Mil años en tu presencia son un ayer que pasó; 
una vela nocturna. R/.

Los siembras año por año, 
como hierba que se renueva: 
que florece y se renueva por la mañana, 
y por la tarde la siegan y se seca. R/.

Enséñanos a calcular nuestros años, 
para que adquiramos un corazón sensato. 
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo? 
Ten compasión de tus siervos. R/.

Por la mañana sácianos de tu misericordia, 
y toda nuestra vida será alegría y júbilo. 
Baje a nosotros la bondad del Señor 
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/.

Evangelio 

Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,7-9):

En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.
Herodes se decía: «A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?» 
Y tenía ganas de ver a Jesús.

Palabra del Señor

Comentario a las lecturas

     La primera lectura de este día es bien conocida por todos. En una u otra ocasión la hemos usado para expresar un cierto pesimismo sobre nuestra propia vida y la vida del mundo que nos rodea. Es algo así como decir “todo da lo mismo, ¿para qué preocuparnos? ¿para qué esforzarnos? Por mucho que trabajemos no vamos a lograr cambiar las cosas.” Y nos quedamos tan tranquilos y descansados. Si nos viene alguno con ganas de cambiar las cosas, de intentar algo nuevo, siempre podemos decirle que eso ya se intentó hace diez o veinte años o siglos –¿qué más da?– y no se consiguió nada. 
      La actitud de Herodes en el Evangelio tiene un punto de parecido con esta primera lectura.  Herodes siente que ya ha dejado todo atado y bien atado en su reino. Ha puesto orden entre su gente. Todos reconocen su autoridad. Las cosas suceden como deben suceder. Y él se puede dedicar a vivir y disfrutar de su reinado. Dar banquetes, encontrarse con los amigos, salir a cazar... lo que han hecho muchos reyes y poderosos a lo largo de la historia. Nada nuevo. En su memoria tiene el recuerdo de uno, Juan Bautista, que le revolucionó un poco el reino, que le sacaba de sus casillas con las cosas que le decía, que le criticaba y ponía al aire sus vergüenzas –esas vergüenzas que guarda en lo escondido casi siempre el poder y que no quiere que nadie le descubra–. Pero aquel problema lo solucionó de una forma radical. Primero, lo metió en la cárcel y luego lo mandó cortar la cabeza. A partir de aquel momento su reino se transformó en una balsa de aceite. Nadie más volvió a osar levantar la voz. No hay nada mejor que un buen escarmiento a tiempo. 
      Por eso, le sorprende tanto ahora la presencia de Jesús. Le empiezan a llegar voces de que hay alguien predicando el reino de Dios. Dice que todos somos iguales, todos hijos e hijas de Dios, denuncia las injusticias de los poderosos, está cerca de los pobres y de los que sufren. Sus palabras y sus acciones plantean un cambio radical en la sociedad. Jesús le está rompiendo el orden social, le está revolviendo el patio, le está sacando de sus casillas. Va a tener que dejar su vida cómoda para poner de nuevo orden en su reino. 
      Herodes se sorprende de que alguien levante la voz después del escarmiento que hizo con Juan Bautista. ¿Cómo osan? ¿Cómo se atreven? Dice el Evangelio que quería ver a Jesús. Seguro que no era con buenos fines. 
      La realidad es que Jesús era la respuesta de Dios al grito de su pueblo, de los pobres. La verdad es que en este mundo no da todo lo mismo. La verdad es que Dios nos tiene preparado un mundo nuevo, el reino. Y que ese reino se está ya construyendo. Es la tierra nueva y el cielo nuevo de que habla el Apocalipsis. Por mucho que algunos se empeñen en que este mundo es como es y no cambiará nunca. No es verdad. Dios siempre escucha el clamor de su pueblo que pide justicia (éste sería un buen momento para releer el “Magnificat”).
Fernando Torres cmf
Ciudad Redonda

Dime una Palabra por Luis Fernando Crespo SM. Afanes

09-22

22 de septiembre
Jueves XXV

Ecl 1, 2-11 ¡Vanidad de vanidades, dice Qohelet; vanidad de vanidades, todo es vanidad! ¿Qué saca el hombre de todas las fatigas que lo fatigan bajo el sol?

Buena pregunta para el día de hoy. Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Nadie se acuerda de los antiguos, y lo mismo pasará con los que vengan, no se acordarán sus sucesores. Me preguntas, Señor, con tus sabiduría, ¿para qué tanto afán?

Luis Fernando Crespo SM
Dime una Palabra

Wednesday, September 21, 2016

JESUITAS: ¿Qué es una Congregación General?

¿Qué es una Congregación General?

En los 476 desde su fundación la Compañía de Jesús sólo ha convocado 35 congregaciones generales. La Congregación General 36 se reunirá en Roma a partir del 2 de Octubre de 2016. Se convoca una congregación general siempre que muere o renuncia el Superior General de la Compañía de Jesús para elegir a su sucesor, o cuando el General decide que hay que actuar en asuntos importantes que no puede o no quiere decidir por sí sólo.




El actual Superior General de la Compañía de Jesús, el español  Padre Adolfo Nicolás, SJ,  anunció en Diciembre de 2014 su intención de renunciar. El P. Nicolás fue elegido sucesor del P. Peter-Hans Kolvenbach, SJ en 2008. Algunas congregaciones duraron meses, pero una, la CG 31 (1965-66), se reunió durante varios meses, se interrumpió durante más de un año, y se retomó por otros dos meses más.
Mientras se está celebrando la Congregación General (CG) es el órgano supremo de gobierno de la Compañía de Jesús, por encima incluso, del propio Superior General.
La primera CG se celebró en 1558. Se tuvo que esperar dos años tras la muerte de San Ignacio por la guerra entre el Rey de España Felipe II y el papa Pablo IV. En ella fue elegido Superior General el P. Diego Laynez SJ
El Papa Francisco asistió a dos congregaciones generales – CG 32 (1974-75) y CG 33 (1983).
Además de elegir un nuevo superior general, los delegados de la CG 36 tratarán los postulata o peticiones/solicitudes enviadas por las congregaciones provinciales. No todos los postulados son aceptados por la congregación general. El número de postulados enviados a una congregación general, normalmente, no pasa de algunos centenares, aunque unos 2.000 inundaron la CG 36 (1965-1966) porque el Vaticano II desató la imaginación de la Compañía. En la CG 34 (1974-75) el “servicio de la fe y la promoción de la justicia” quedó establecido como la característica específica y principal para todos los trabajos de los jesuitas.

Remando Mar Adentro


El logotipo para la CG 36 se inspiró en el mensaje del Papa Francisco a los Jesuitas con motivo del 200 aniversario de la restauración de la Compañía de Jesús. El 27 de Septiembre, en la Iglesia del Gesù de Roma, el papa animó a los jesuitas a discernir en tiempos difíciles; a ser receptivos y obedientes a la voluntad de Dios y a remar con él al servicio de la Iglesia siguiendo la llamada de Jesús a sus discípulos: “remar mar adentro”.
El IHS del logo representa la barca de la Compañía en la Iglesia, y las olas simbolizan el mar en donde se invita a los jesuitas a adentrarse y remar hacia las fronteras. La cruz representa la vela donde sopla el Espíritu, ayudando a la Compañía que rema. La llama encima de la cruz alude al “fuego que enciende otros fuegos” del Decreto 2 de la Congregación General 35 Redescubrir nuestro carisma.
Fuentes: Central and Southern Province, Fr. John Padberg, SJ, Midwest Jesuits, Wikipedia. 

"Un hombre de fe, con visión global, capacidad de liderazgo, esperanza y sentido del humor"



Los jesuitas españoles trazan el perfil del futuro prepósito general de la Compañía de Jesús


16.376 religiosos forman parte de la orden: el 79% proceden de Asia, África u Oceanía


(Jesús Bastante).- "Un hombre de fe, con visión global, con capacidad de diálogo, con esperanza, con sentido del humor, y con capacidad para entender la globalización en la que nos estamos". Éste puede ser el perfil del futuro prepósito general de la Compañía de Jesús, según los electores españoles que participarán en la próximaCongregación General, la número 36, que arrancará el 2 de octubre y que habrá de sustituir a Adolfo Nicolás tras su renuncia.
Cuatro de los jesuitas españoles que participarán en el encuentro presentaron este mediodía, en Comillas, algunos de los principales retos para la Compañía de Jesús. Y es que será la primera congregación en la historia que se convoca con un Papa jesuita. "Es la primera vez que sucede", reconocía Francisco José Ruiz, sj, provincial de la Compañía, quien apuntó que "ésta es una ocasión extraordinaria para entender las claves que Francisco ha dado en el liderazgo en la iglesia. Nos hemos sentido muy influidos y animados a seguir realizando la senda de reformas que el Papa ha querido iniciar en la Iglesia, y estamos enormemente contentos de poder vivir así, y seguir apoyando la línea del Papa Francisco".
Para Cipriano Díaz Marcos SJ, elector y delegado de la Tercera Edad, el nuevo general de la Compañía habrá de ser "un hombre con capacidad de liderazgo frente a un grupo numeroso en interculturalidad". Por su parte, Llorenç Puig, sj., delegado de la Plataforma Apostólica Territorial de Cataluña, pidió que sea "Una persona que reúna visión universal, mirada amplia y diversa, pero también con atención a la vida interna de los jesuitas, los ministerios y las obras en que estamos... Un padre general que impulse una dinámica creativa, que dé respuesta valiente a los retos que nos plantea".
Por su parte, Juanjo Etxeberría SJ- elector y Vicerrector  de  Comunidad Universitaria e Identidad y Misión de la Universidad de Deusto, definió el perfil del futuro general con tres palabras: "que sea líder, que su liderazgo sea corporativo, en equipo, y apostólico, que mire hacia dónde tenemos que caminar".
En su intervención, Etxeberría recalcó que la Congregacion General -que arrancará el 2 de octubre, con una misa presidida por el general de los dominicos, Bruno Cadoré, op., y que contará con la presencia del Papa Francisco- es "el mayor órgano de gobierno de la Compañía de Jesús".
Entre las novedades, destacó que, por primera vez, tendrá voz y voto, seis hermanos jesuitas, no sacerdotes. Entre los españoles, habrá nueve electores, además del todavía general, Adolfo Nicolás. Un total de 215 jesuitas votarán a su nuevo líder, por mayoría absoluta. "La votacion es secreta, y posteriormente se vota ´solo a los que han tenido algún voto". Cuando hay resultado, se informa al Papa y, posteriormente, se hace público.
Cipriano Díaz Marcos hizo un breve balance del mandato de Nicolás, subrayando que "nos deja el compromiso de una Compañía de Jesús en las fronteras, junto a los refugiados, buscando la reconciliación". En su opinión, uno de sus grandes desafíos fue hacer que la Compañía, "además de oler a oveja, tiene que oler a biblioteca, frente a la globalización de la superficialidad". También, estar abierta a las sensibilidades diversas, y a la "misión compartida" con los laicos.
Los datos nos muestran una Compañía en un "enorme proceso de transformación". 16.376 jesuitas a fecha de enero, presentes en más de un centenar de países. "Crece con fuerza en Asia y África, permanece estable en América Latina, y disminuye en Europa y EE.UU.", apuntó Diaz Marcos, quien resaltó cómo "el 79% de los jesuitas jóvenes, en Asía, África u Oceanía".
¿Qué se espera de la 36 CG? Llorenç Puig SJ apuntó la necesidad de una renovación en las estructuras de Gobierno, para alcanzar "una mejor vida religiosa en el espíritu del Evangelio, y que renueva su capacidad de imaginación". Que esté atenta al contexto eclesial, con especial atención a los retos del Sínodo de la Familia, el Jubileo de la Misericordia o el "programa de Gobierno" del Papa Francisco, la Evangelii Gaudium.Y no perder de vista la oportunidad de "ser una voz profética en eld rama de los refugiados".
Puig planteó "cinco retos concretos". La misión evangelizadora a nuestro mundo,"siguiendo el valiente y vigoroso proyecto que plantea el Papa en la Evangelii Gaudium"; la "mirada atenta a desplazados, inmigrantes y refugiados, que requiere una mirada global"; poder "enfatizar la importancia de la sensibilización de estos temas y la incidencia, cómo podemos procurar que los gobiernos y estructuras políticas tengan en cuenta esta realidad"; también el "reto de la ecología" y el "papel del diálogo interreligioso para buscar caminos de paz desde las religiones". Finalmente, la responsabilidad en el ámbito educativo, y "cómo organizarnos internamente para dar solución a los retos globales".
RD

Reflexiones sobre la lectura del Evangelio de hoy




La Palabra de Dios

Mateo 9:9-13


En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme." Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: "¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?" Jesús lo oyó y dijo: "No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores."


Palabra del Señor



Reflexiones sobre la lectura de hoy

  • A pesar de estar preocupado de sus pesas y tarifas, Mateo estaba listo para escuchar un mensaje más profundo. ¿Cómo puedo yo mantener mi actitud de escucha a las enseñanzas de Jesús, mientras estoy en medio de mis ocupaciones diarias?
  • Somos desafiadas/os cuando vemos que Jesús es tolerante con los pecadores; a veces nos relajamos e imaginamos que Él era tolerante con el pecado. Permito que mi tiempo en oración me conduzca a comprender mejor a Jesús.


    Conversación
    Que sentimientos surgen en mí­ al orar y reflexionar sobre la Palabra de Dios?
    Me imagino a Jesús mismo sentado o de pie, cerca mío, y le abro mi corazón.
    Conclusión
    Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo;
    como era en el principio, ahora y siempre,
    por los siglos de los siglos.

    Amén

Espacio Sagrado




LECTURAS PARA EL DÍA DE HOY



PRIMERA LECTURA
Efesios: 4, 1-7. 11-13
Él fue quien concedió a unos ser apóstoles y a otros, evangelizadores.
Hermanos: Yo, Pablo, prisionero por la causa del Señor, los exhorto a que lleven una vida digna del llamamiento que han recibido. Sean siempre humildes y amables; sean comprensivos y sopórtense mutuamente con amor; esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz.
Porque no hay más que un solo cuerpo y un solo Espíritu, como es también sólo una la esperanza del llamamiento que ustedes han recibido. Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que reina sobre todos, actúa a través de todos y vive en todos.
Cada uno de nosotros ha recibido la gracia en la medida en que Cristo se la hadado. Él fue quien concedió a unos ser apóstoles; a otros, ser profetas; a otros, ser evangelizadores; a otros, ser pastores y maestros. Y esto, para capacitar a los fieles, a fin de que, desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a estar unidos en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser hombres perfectos, que alcancemos en todas sus dimensiones la plenitud de Cristo. 
Palabra de Dios

SALMO
Del salmo 18
El mensaje del Señor resuena en toda la tierra.
Los cielos proclaman la gloria de Dios
y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
Un día comunica su mensaje
al otro día y una noche se lo trasmite a la otra noche. R/.
Sin que pronuncien una palabra,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra llega su sonido,
y su mensaje hasta el fin del mundo. R/.

LECTURA DEL EVANGELIO
San Mateo: 9, 9-13
Sígueme. Él se levantó y lo siguió.
En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: "Sígueme". Él se levantó y lo siguió.
Después, cuando estaba a la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores se sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos. Viendo esto, los fariseos preguntaron a los discípulos: "¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?" Jesús los oyó y les dijo: "No son los sanos los que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan, pues, y aprendan lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores". 
Palabra del Señor

Algo para pensar y orar en esta semana. La voz de tu alma



Te sugerimos que practiques, en tiempos suficientes, la oración personal, la reflexión, la meditación, el ponderar – como quieras llamarlo. Pero haz algo en forma regular, para entrar en un diálogo consciente con tu ser interior y con Dios. Si en cada despertar, te encuentras inundado de temas y estimulaciones, la voz de tu alma se verá ahogada por ellas. Eventualmente comenzarás a experimentar un adormecimiento espiritual…  un sentimiento de indiferencia. Sin la oración, corres el riesgo de no estar preparada/o para enfrentar situaciones que te lleven a pensamientos, sentimientos y actitudes auto destructivas. No entregando tiempo para prestar atención a tu alma, cada día, es cómo manejar tu auto, con Dios sentado en el asiento de atrás, pero con la música puesta a todo volumen, con la cual no puedes escuchar nada de lo que Él está diciendo.
Una de las formas más simples de tomar contacto con tu alma diariamente, es practicar el Examen Diario, un método de oración que fue enseñado por Ignacio de Loyola. (Ver una versión del Examen). Al orar en esta forma, te darás cuenta de cómo Dios ha estado presente a tu lado en el pasado, y luego, estarás más atento  cómo está actuando en el presente. Es como bajar el volumen de la radio del auto y preguntar a Dios: “Perdón, ¿me dijo Usted algo?”. Practicar este ejercicio no va a resultar siempre en una especie de éxtasis o euforia; simplemente nos coloca en contacto con lo que nuestra alma está pensando (a menudo sin que nos demos cuenta). Nos ayuda a evitar actitudes que traen sólo alivios temporales a esta constante comezón que a veces nos persigue. El resultado es que nuestra alma crece, y sentimos que estamos más vivos.
Joe Paprocki
Espacio sagrado

Dime una Palabra por Luis Fernando Crespo SM. san mateo

09-21

21 de septiembre
San Mateo

Ef 4, 1-7.11-13 A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia

Me diste la gracia, Señor, de iniciar mi vida religiosa, de consolidarla, bajo la protección de San Mateo. Visible, accesible, abierto, cercano, en una comunidad de vida, de fe y de misión singular, encarnada. Mezclados entre los hombres, mostramos que hoy se pude vivir el evangelio con todo el rigor de su letra y toda la fuerza de su Espíritu. Gracias, Señor, por tanta gracia. En tus manos.

Luis Fernando Crespo SM
Dime una Palabra

Monday, September 12, 2016

EN CADA EDAD, EL SER HUMANO ENTERO


EL ATARDECER DE LA VIDA NO SE PUEDE VIVIR COMO EL AMANECER.
SIN EMBARGO, AMBOS ESTÁN CONECTADOS ENTRE SÍ DE MANERA TAN ESENCIAL QUE SÓLO SE PUEDEN VIVIR COMO UNA UNIDAD

Piet van Breemen sj
El arte de envejecer


Thursday, September 08, 2016

¿Esforzarnos para cambiar el mundo? por Jorge Gallego




Cuando intento llevar adelante un estilo de vida distinto del mayoritario, una de las cuestiones que me planteo es si sirve de algo. Por mucho que procure respetar nuestra casa común, mi comportamiento individual apenas tendrá alguna repercusión que el mundo pueda notar: actualmente somos 7.440.000.000 personas y la incidencia del comportamiento de una de ellas parece insignificante. ¿Qué más da? Sin embargo, es debido al comportamiento de todos, aunque no en la misma medida, por lo que el planeta sufre.

El mito de Sísifo


Seguramente este cuestionamiento me nazca de unamentalidad productivista que está imbuida en el ambiente, por lo que no soy tan contracultural como me quisiera considerar. Resultados, resultados y resultados, eso es lo que cuenta. Desde esta óptica, la imagen que me evoca dicha situación es el mito de Sísifo, que representa un esfuerzo inútil carente de sentido.
Otra mentalidad bien distinta es la que refleja unproverbio africano:
“Cuando un hombre planta árboles a cuya sombra sabe que nunca habrá de sentarse, ha comenzado a entender el sentido de la vida.”
Y es que seguramente la manera en la que desarrollo mi vida contribuye a dotarla de sentido más que a resolver el complejo problema del cambio climático.
El papa Francisco, en el número 212 de su encíclica Laudato si´, nos aporta más luz sobre este asunto:
“No hay que pensar que esos esfuerzos no van a cambiar el mundo. Esas acciones derraman un bien en la sociedad que siempre produce frutos más allá de lo que se pueda constatar, porque provocan en el seno de esta Tierra un bien que siempre tiende a difundirse, a veces invisiblemente. Además, el desarrollo de estos comportamientos nos devuelve el sentimiento de la propia dignidad, nos lleva a una mayor profundidad vital, nos permite experimentar que vale la pena pasar por este mundo.”
De todas formas, vivir como uno piensa, intentar ser coherente con lo que uno cree, cultivar la sensibilidad hacia el sufrimiento de otras personas, dejarse interpelar por el espíritu que nos habita… no considero que suponga un esfuerzo. Más bien es un aprendizaje que consiste en dejar de oponer resistencias, en ser más plenamente lo que uno es, en dejarse llevar hacia donde la vida brota, en estar más consciente en el momento presente.
Este dejar fluir lo que somos se opone al esfuerzo por lograr lo que no somos. Ya en el capítulo 2 del Tao Te Ching, escrito hace unos 2.500 años, se nos dice que
“El sabio puede actuar sin esfuerzo y enseñar sin hablar. Nutriendo las cosas sin poseerlas, trabaja sin buscar recompensa, compite sin perseguir resultados.”
Ya me gustaría que este planteamiento fuera el que me naciera de manera espontánea en lugar de la pregunta acerca de la utilidad, los resultados, las recompensas. Tanto la mentalidad que nos viene de África como la procedente de Asia apuntan en esta dirección.
Al hilo del texto de Francisco, quizá en algún momento de nuestra vida nos surge con mayor fuerza la pregunta acerca de qué sentido tienen nuestros desvelos, si merece la pena haber vivido. Yo encuentro respuesta en el versículo 2 del Salmo 62:
“Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua.”
Cuando miro así lo que vivo, intentando cuidar al planeta y a sus habitantes, ya dejo de percibirlo como insignificante. Cobra una hondura y un peso insospechado. Me conecta con ese Dios del que estoy sediento. Colma mi ansia, reverdece mi sequedad.
Jorge Gallego
entreParéntesis