Sunday, February 01, 2015

LECTURAS PARA EL DÍA DE HOY



Primera lectura

Lectura del Deuteronomio (18,15-20):En la primera lectura, que procede del capítulo 18 del Libro del Deuteronomio, Moisés anuncia la futura llegada, por decisión de Dios, de un gran profeta que, influido muy directamente, por el Padre hablará con sus palabras. Pero Moisés anuncia también que ese profeta tendrá el destino de otros hombres de Dios: la incomprensión y hasta la muerte.

Moisés habló al pueblo, diciendo: «Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: "No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir." El Señor me respondió: "Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca, y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá”.»

Palabra de Dios

Salmo

El Salmo 94 es uno de los muchos que reconocen en Dios el creador de todo. El salmista se asombra ante la magnificencia de la creación e irrumpe con un canto vibrante y lleno de esperanza. Pero también el autor del salmo 94 recuerda la obstinación del género humano ante la misericordia permanente del Señor. Y así evoca los episodios de Meribá y Masá cuando el pueblo se rebeló contra el camino marcado por Dios. Los salmos tienen siempre su traducción a nuestros tiempos y tampoco nosotros hemos de ser desagradecidos con un Padre que siempre es amoroso y tierno con sus criaturas.
Sal 94,1.2.6-7.8-9

R/.
 Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: 
«No endurezcáis vuestro corazón»


Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos. R/.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía. R/.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras.» R/

Segunda lectura

Lectura de la primera carta de san Pablo a los Corintios (7,32-35):El párrafo que vamos a escuchar de la Primera Carta de San Pablo a los fieles de Corinto –que es nuestra segunda lectura de hoy—sólo se puede entender desde el contexto que escribía el Apóstol. Se esperaba la segunda venida del Señor y no parecía muy oportuno cambiar en esos tiempos de provisionalidad. De todos modos, no dejan de ser las palabras de Pablo un buen argumento para la doctrina del celibato eclesial. Eso no significa –de manera alguna—que el Apóstol de los gentiles sea contrario al matrimonio.

Quiero que os ahorréis preocupaciones: el soltero se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.

Palabra de Dios

Evangelio de hoy


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,21-28):La autoridad en la enseñanza de Jesús contrasta con la palabrería habitual de escribas y doctores acostumbrados a hablar mucho y a decir poco. En el Evangelio de Marcos que se proclama hoy se advierte la especial percepción de la gente sencilla que ve en Jesús de Nazaret una capacidad de enseñanza directa, fuerte y asequible. Por otro lado, el ejemplo puesto por el reconocimiento de esa misma autoridad por parte de los demonios pone en primer plano la existencia del demonio frente a la hay muy polémica tendencia que la niega. El Evangelio nos enseña a creer en la suprema autoridad de Jesús, nuestro maestro.

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.
Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»
Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él.»
El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»
Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

Palabra del Señor

IMÁGENES PARA PENSAR. A propósito del recambio de turistas. Realmente, benditos atascos


¿Solución? Mira a tu derecha, quizás esté ella/él, un regalo que la vida te donó porque sí, sin preguntar, gratis, sin regateos, sin esperar a las rebajas.

¿Y si vas solo? Mira también a la derecha, allí está otro regalo. Hay quien nos dijo que es nuestro hermano −y a mí me gusta creer que Aquél no nos mintió−.

Carlos Muñoz sj
pastoralsj

DIME UNA PALABRA por Luis Fernando Crespo SM. Sin preocupaciones


1 de febrero
IV domingo

I cor 7, 32-35 al trato con el señor sin preocupaciones

Pablo nos quiere inducir al trato contigo sin preocupaciones…y la realidad es que cuando me pongo delante de ti, en la oración, y dejo que tú seas el reposo de mi ser, la fortaleza en mi debilidad, el consuelo en los momentos de peligro, todo lo que son preocupaciones, de las más diversas índoles, aparecen con una fuerza descomunal y ocupan el lugar del deseo, deseo de ti. En medio de las preocupaciones, estás tú. Allí te encuentro. No desparecen ni quedan ensordecidas, pero estás conmigo.

Luis Fernando Crespo SM
Dime una Palabra

CEREBRO Y CORAZÓN por Vicente Martínez



Sus dudas y cuestionamientos sólo significan que respiran el aire del siglo XXI. Van a regocijarse por encontrar finalmente una forma de conectar su cabeza con el corazón (Shelbi Spong)
1 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor.
Lc. 2, 22-40
El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría y gracia
Se trataba de un tema delicado: la circuncisión del niño. Simeón dijo muchas cosas. El padre y la madre se quedaron admirados pero, como se deduce del texto evangélico, allí nadie entendió nada. No obstante, la prudente María, guardó todo aquello en su corazón. Mejor, en toda su persona, cerebro incluido.
Seguro que San José hizo otro tanto. De Jesús, nos dice Pablo en su Carta a los hebreos  que Jesús tenía que ser en todo semejante a sus hermanos, y por eso participó de nuestra propia carne y sangre (Heb 2, 17). La armonía de las palabras y hechos relatados de él en el Nuevo Testamento son su mejor garantía.
Lucas cierra su evangelio de hoy insistiéndonos en que "El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría y gracia".
Las sugerentes viñetas ofertadas por Enrique Martínez Lozano  nos sumergen en una teología profunda de la relación unívoca de estos dos órganos vitales del cuerpo humano. Un modelo gráfico de lo que hizo Jesús, y una invitación a que todo ser humano le imitemos en ello.

En la primera, la perspicaz Mafalda nos recuerda la importancia de órganos tan vitales tienen para nuestro ser. La idea de ubicar el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho, y conectados entre sí, son toda una lección sobre la manera de vivir el Evangelio. De pensar con amor y amar con sabiduría, como propone el texto.

El croquis del segundo dibujo, con un laúd en el interior del cuerpo, el clavijero en forma de cerebro y la caja simulando el corazón. Con el mástil y las cuerdas a modo de teclado y  los dedos pulsándolas –afinando, dice la leyenda-  hasta acordar la sintonía de ambas estructuras físicas.

Finalmente un tercer dibujo: un corazón y un cerebro caminando cogidos de la mano. Lleva por título A ver... ycomentan que quieren conversar en un lugar tranquilo y tratar de ponerse de acuerdo. Cosa que siempre resulta mucho más fácil cuando, como posiblemente ellos, se tiene presente esta sentencia de Buda: "La verdad en sí misma sólo puede ser alcanzada dentro de uno mismo mediante la más profunda meditación y conciencia".
En Un cristianismo nuevo para un mundo nuevo, su autor nos considera "personas con sed espiritual que respiran el aire del siglo XXI, capaces de encontrar finalmente una forma de conectar su cabeza con el corazón".  Capacidad y conexión necesarias como nunca en nuestros días. El Papa Francisco nos recordó en una de sus recientes alocuciones en el parque Rizal de Manila, que el mundo debe "aprender a llorar" por la suerte de los pobres, los hambrientos, los sin techo y los niños víctimas de abusos.

CRISTIANO FIEL Y HUMANO
El hombre arrojó al cielosu condición humana,y al perderla perdió también la gloria.
Perdió su meta, en fin, y su cordurade ser cristiano fiel, de ser humano.
¿Cómo volver a ser tú dueñode lo que al cielo diste sin sentido?
...................
Desoye fiel cristiano para siemprelos cantos de sirena,que suenan engañososdesde la teología.
Escucha la voz ciertade la antropología.
Los dioses wagnerianos se comportansiempre como humanos.
(SOLILOQUIOS, Ediciones Feadulta)

Vicente Martínez
Fe Adulta

Jesús: su autoridad es amor


Jesús de Nazaret asombró a sus coetáneos en muchas cosas. Pero resulta muy interesante advertir como decían de Él que “enseñaba con autoridad”. Su amor por los hermanos le llevaba a entregarlo todo y a entregarse a sí mismo como después se vería. Su autoridad, claro, no era el “ordeno y mando” de muchos. Su autoridad –que se mostraba en el conocimiento profundo de las cosas—surgía de su enorme amor. Nos conviene discernir este domingo por este lado del amor y de la autoridad del Maestro. Y reconocer que siempre Jesús está cercar… si nosotros le buscamos.

Betania

Saturday, January 31, 2015

Con Federico Carrasquilla 2a parte



Continuamos esta conversación con el sacerdote Federico Carrasquilla, uno de los fundadores del Barrio Popular en Medellín, Colombia, y le pedimos que nos hable de las diferencias, desde la perspectiva del pobre, con la teología de la Liberación

El ex-secretario de Romero: en El Salvador hay algunos que no quieren la beatificación


Mons. Jesús Delgado Acevedo, en la revista “Orientación”, que dirige: «Los santos no son siempre caros»

IACOPO SCARAMUZZICIUDAD DEL VATICANO

«Algunos salvadoreños piensan que es un error beatificar a monseñor Romero, como fue también un error haberlo matado celebrando la Eucaristía». Lo escribió mons. Jesús Delgado Acevedo, vicario general de San Salvador y ex secretario del arzobispo asesinado por los escuadrones de la muerte en 1980 y cuya causa de beatificación, ya casi en sus últimos trámites, se desbloqueó después de la elección de Papa Francisco. El religioso y también director de la revista “Orientación” escribió que «los santos no son siempre caros», en dos sentidos: porque la causa de Romero no costará nada a la Iglesia local y porque, así como «las tinieblas se incomodan» con la luz de los cristianos que con su santidad revelan «sus sórdidas acciones», no todos en El Salvador ven con buenos ojos la beatificación de Romero, cuya vida y testimonio veía con muy buenbs ojos Jesús, como demuestra su martirio.


«El proceso de beatificación de un cristiano es caro, en el sentido de gravoso», escribe Delgado. «Es algo que implica el trabajo de muchas personas que tienen que investigar los datos para formar, iluminar y consolidar la documentación base del proceso. Están también los que examinan y analizan el material presentado; luego, los abogados, el que defiende la causa y el que la impugna (a este último se le llama “abogado del diablo”). También están las secretarías. Por lo caro que es un proceso del estilo, ningún santo cae del cielo».

Además, en «otro sentido», los procesos de beatificación son «caros» porque los «santos cuya beatificación o canonización alegra a muchos. Es el caso de San Francisco de Asís». Sin embargo, «la Iglesia sabe muy bien que los santos se asemejan a Jesús, en que son personas que brillan por sus vidas y sus palabras, como una luz en medio de las tinieblas. Las tinieblas se incomodan porque la luz de estos cristianos pone al descubierto sus sórdidas acciones. Confundidos, muchos de ellos apagan violentamente la luz». En la historia, prosigue el ex-secretario de Romero, «hay procesos de canonización que no fueron caros, ni en el sentido de gravoso, ni en el sentido de gozoso. Es el caso de santo Tomás Becket. Fue tan evidente el odio contra la f eque tenían los que lo mataron, que no costó nada canonizarlo. El mismo Enrique II de Inglaterra que primero quiso a Tomás Becket hasta nombralo arzobispo, después lo odió, cuando el arzobispo Tomás asumió la defensa de la moral católica, y la práctica correcta de los sacramentos».

Ahora, «el proceso de beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero pertenece a los procesos que no son caros. Primero, porque la Iglesia que peregrina en El Salvador no ha gastado un centavo para cubrir los costos de la misma. Es la Comunidad de San Egidio, en Roma, la que asumió no solo el trabajo que implica la consecución de la causa de beatificación de mons. Romero, sino también los costos de la misma». Segundo, porque «para algunos no es grato saber que Romero será beatificado. En efecto. Algunos salvadoreños piensan que es un error beatificar a monseñor Romero, como fue también un error haberlo matado celebrando la Eucaristía. Se cumple lo de San Juan: “Brilló la luz en medio de las tinieblas, y las tinieblas no quisieron reconocer la luz” (Juan, 1, 5); “y los suyos no la recibieron” (id., 1, 11). Podría sonar a poesía, pero es una realidad que con la vida, las palabras y el testimonio de monseñor Romero, Jesucristo pasó por nuestras tierras haciendo oír su voz en el valle de las hamacas y por las veredas de los volcanes de El Salvador. Al permitir que monseñor Romero fuera matado en el altar, Jesús confirmó que le fue grata su vida y su testimonio».

Y después el ex-secretario de Romero agradeció a la Comunidad de Sant’Egidio por todas las fatigas y los esfuerzos (incluso económicos) que han hecho posible la beatificación tan deseada por muchos, aunque no por todos: «De entre los miembros de la Comunidad de San Egidio destaca el nombre de monseñor Vincenzo Paglia, infatigable promotor de la causa de beatificación. Estoy seguro de que desde el lugar de su reposo, monseñor Romero eleva su voz para cantar: “¡Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho!”».

Vatican Insider

La molesta cercanía de Francisco por César L. Caro Puertolas


Los detractores suelen ser gente de dentro


"Como si el Espíritu se hubiera equivocado o el cónclave hubiese enloquecido"


 En privado les revienta lo que dice de los gays, de los divorciados vueltos a casar, de la jerarquía de verdades, de la iglesia en salida, de la misericordia, de los eclesiásticos trepas o del olfato del rebaño


Hay muchas personas a quienes no les gusta el papa. Se hace cada día más evidente y menos disimulado, casi dos años después de aquella reverencia en el balcón pidiendo “que recen por mí” que nos dejó a todos boquiabiertos. Lo curioso es que, en general, los detractores suelen ser gente de dentro, laicos, curas, etc., porque en ambientes extraeclesiales Francisco genera casi siempre simpatía y consenso. Y se da entonces una situación entre divertida y paradójica.
No se les ocurre contradecir al papa, porque claro, ¡es el papa!; incluso citan sus palabras, pero llevan como a regañadientes las cosas de “este papa”, como le llaman. Comentan Evangelii Gaudium y resaltan, con una media sonrisa, el estilo llano y accesible de Francisco,pero en privado les revienta lo que dice de los gays, de los divorciados vueltos a casar, de la jerarquía de verdades, de la iglesia en salida, de la misericordia, de los eclesiásticostrepas o del olfato del rebaño.
Cuando en la misa de Santa Marta, o en la audiencia, o en una entrevista, el papa se desmarca con algo que descoloca a las mentes ultraortodoxas, se apresuran a remitir a sus escritos, donde hay “más precisión”. O se dedican, incómodos, a interpretarlo correctamente con algo así como “El papa dijo equis, pero en realidad quiso decir y”, no vaya a ser que alguien se confunda. Madre mía, cualquiera sugería eso acerca de alguna declaración o escrito de, por ejemplo, Juan Pablo II o Benedicto. Prontito.
También fastidian sus gestos. Que se ponga una nariz de payaso, se pare a hablar con todo el mundo, no quiera vivir en el palacio apostólico, bautice a hijos de madres solteras, se deje fotografiar con una camiseta de Argentina, vaya en cuatro lataso en el autobús de los cardenales, se siente a comer con los trabajadores del Vaticano y se salte el protocolo cada diez minutos, son excentricidades innecesarias y ganas de ejercer de popular. Pero a ver quién se atreve a decirlo. Como máximo, dicen que no hay que quedarse en los gestos, no vaya a ser que se pierda de vista la doctrina. Pero Jesús fue un hombre de gestos y de palabras muy sencillas; eso sí, les lavó los pies a doce hombres, ¡y no a una musulmana! Jejejeje.
En fin, que más de uno se cree en la indulgente obligación de matizar a Francisco en los confines de lo políticamente correcto, para que todo siga siendo en la iglesia “como debe ser”. Como si el Espíritu se hubiera equivocado o el cónclave hubiese enloquecido. Probablemente es un cerrar los ojos a la realidad nítida de que Dios desea que la Iglesia cambie. Y eso hace temblar planteamientos, cargos, carreras, protagonismos y dinerales.
César L. Caro
Diario de un Misionero Cura de Pueblo
PS: dedicado a mi compañero y amigo Paco Sayago: ¡Feliz cumpleaños!

Juan Masiá, sj: "Hace años que tendría que ser posible que se ordenen tanto hombres como mujeres, tanto célibes como casados"


"Puede que también nosotros tengamos en la Iglesia lo que en política llaman 'la casta'"


"No obedecí a los obispos atemorizados por Rouco: la ley injusta no se obedece"


(José Manuel Vidal).- Aprovechamos el paso por España de Juan Masiá, sj. , uno de los mayores expertos en Bioética del mundo (mal que le pese a a algunos). Juan vive y trabaja en Japón. En esta entrevista hablamos de muchos temas, entre ellos el Sínodo y sus posibilidades de futuro. Y de la Iglesia, que, lamentablemente y para muchos temas, siempre llega tarde.

Buenos días, Juan. ¿Qué haces en España en estos días? ¿Estás dando alguna charla? ¿Y en Japón, qué haces?
Pues en Japón ya he terminado en la universidad y ahora continúo con el otro trabajo que tenía antes en la Comisión de Justicia y Paz, en el Comité Social de los obispos en la Conferencia Espicopal y en el instituto interreligioso que tenemos de la Conferencia Mundial de las religiones (la sección asiática tiene un instituto interreligioso para la paz). En estos dos trabajos estoy.
¿Sigues siendo asesor oficial de la Conferencia Episcopal Japonesa?
Sí, pero no hay que ponerse medallas por ello, hacemos trabajitos de segundo grado.
Como por ejemplo, traducir la Evangelii Gaudium al japonés.
Sí, además fue una gran satisfacción. Ha sido uno de los últimos trabajos de los que me he ocupado que además, para satisfacción del traductor, este lenguaje que tiene nuestro Papa Francisco es más fácil de traducir y queda mucho mejor cuando lo traduces al japonés que cuando lo traduces al inglés. Cuando dice "no os dejéis arrebatar el cielo" o cuando dice "que esta Iglesia esté en salida" o cuando dice "que los obispos que tienen olor a oveja", esto se puede decir estupendamente en japonés. La exhortación esta apareció en verano y poco antes había aparecido la traducción de la encíclica que publica en común con el Papa Ratzinger que tenían preparada, "La luz de la fe", y han salido las dos editadas por la misma Conferencia Episcopal, aunque yo solo me encargué de la exhortación de Francisco. Y la reacción de la gente es la que ya sabes: la de Francisco se entiende, no parece que sea un Papa el que habla porque se entiende lo que dice.
Entonces, ¿allí también se dan cuenta de que el Papa no necesita intermediarios ni intérpretes, que se le entiende directamente?
Hablando de intermediarios, una de las cosas que ha encantado a los obispos japoneses es cuando dice lo de la descentralización, porque como sabes, en Japón y en muchos otros sitios, muchos obispos han vivido lo que el propio Papa Francisco vivió también en Buenos Aires, que es que desde Roma no se entienden algunas cosas de las iglesias locales. Una anécdota curiosa: el presidente de la asociación budista laica Kosei-Kai, como si dijéramos el Papa para nosotros, de este budismo laico, secular y muy social, su mensaje de Navidad de este año lo titulo "La alegría del Darma", y parece que había leído la Evangelii Gaudium porque estaba usando palabras del Papa Francisco para hablar de algo que es tremendamente tradicional para los budistas. La palabra japonesa es "Ho echu" que al pie de la letra sigmifica "La alegría del Darma", o sea, la alegría de haber recuperado el darma de la verdad, de lo absoluto, de Dios, por eso tenía que ser la palabra para el título.
¿Cómo se explica la predilección del Papa por Asia? Acaba de estar en Corea, Sri Lanka y Filipinas...
La impresión que yo recibí es que, más que predilección por Asia, ha ido antes a sitios, digamos, más pequeños o más fronterizos o más periféricos, tanto como a Asia o como a Europa. Es decir, el primer paso no es ir a los centros sino a las periferias, sino, por qué se le había ocurrido ir primero a Sri Lanka... No tengo un fundamento para decir que ese haya sido su propósito, pero no tienes la impresión de que muchas de las salidas han sido ir a este sitio antes que al otro, sino que pone en práctica lo que está diciendo de ir a las periferias. Como pone en práctica, y lo podemos ver en sus homilías de cada mañana, lo que ha dicho en la Evangelii Gaudium, de cómo tenían que ser las homilías, de cómo teníamos que hacer la escucha evangélica... Resulta que lo está poniendo en práctica. Y todo esto que dice de cambiar el papado, desde el primer momento en que se va a vivir a Santa Marta... Yo creo que un gesto como ese es poner en práctica sin palabras lo que luego dice que hay que hacer, que hay que descentralizar, que hay que acercarse a la gente.
¿Cómo se vivió desde Japón la visita a Corea? ¿Fue un éxito? 
Curiosamente, hay un tema que, cuando lo den en las noticias, aquí parece que es una cosa secundaria pero como sabes entre Japón y Corea hay mucha tensión y en Japón hubieran preferido que hubiera ido a Japón en vez de a Corea. No tanto los obispos coreanos y japoneses que están muy unidos a la hora de oponerse a las nucleares, a la hora de oponerse a la pena de muerte, a la hora de oponerse a la guerra, en todo esto van siempre muy a una..., pero hay un tema en el cual Japón y Corea están muy enfrentados, no digo las iglesias sino el país: las mujeres de la guerra, pues el detalle que tuvo Francisco saludándolas (y esto era un tema muy sensible, porque por esas fechas en Japón los políticos estaban haciendo declaraciones para desdecirse de lo que hace unos años un ministro de justicia dijo, no llego a pedir perdón pero dijo algo parecido y eso al gobierno actual de esta línea tan conservadora no le gustó y precisamente estaba el tema de decir que eso se había interpretado mal, eso no fue así, no quiere reclamaciones, ni reivindicaciones). Y lo que era una señal: el gesto de Francisco a todos los lados donde va, el tema este de los Derechos Humanos, el tema de la mujer, el tema de la periferia, de los más discriminados... que esos temas enseguida en las noticias salen y dio la casualidad que fue en esos días.
¿Cómo se vive desde Japón la primavera de Francisco?
Ya había empezado en tiempos de Juan Pablo II, es notable como así cuando hacen Papa a Pablo VI apenas había sido noticia en Japón, el pontificado de Juan Pablo II ya sí fue noticia, aunque pasó a serlo por unos intereses un poco ambiguos. Por ejemplo, cuando en tiempos de Juan Pablo II viene la congregación, inmediatamente sale como noticia en Japón, como diciendo que el Vaticano estaba a favor de la libertad en el tema este de anticomunismo. Ahora es distinto: ha sido una reacción de la prensa no a la cola de la prensa mundial sino desde el mismo momento del cónclave-y no solamente en el periódico "Saghi" que es el principal sino también los otros dos también principales- sacando durante esos días del cónclave y después del Papa, durante dos días seguidos, no solamente la noticia sino también el editorial... Los artículos citaban las cosas más llamativas, como todo periodismo, que en el avión le han preguntado por los homosexuales y en vez de decir lo que se esperaba que era una condenación ha dicho estas palabras... Todas estas cosas de una manera no solo episódica sino más habitual: un par de editoriales no en plan buscando el morbo sino poniendo bien, y además curiosamente en unos temas, que esto lo aplaudiría la oposición, que por desgracia en Japón no la hay, pero son temas que no agradan al gobierno. El gobierno de Abe, muy diplomático, va a visitar al Papa y procura visitarlo y decirle que nos gustaría que viniese a Japón, pero eso sabe todo el mundo que no le gustaría, sino al contrario, que no le gustaría, no le conviene y no quiere que los obispos hayan hablado en contra de las nucleares y que nos opongamos a la pena de muerte, ni nada de esto, es clarísimo que al gobierno de Abe no le viene nada bien pero tenía que decirlo.
¿Eres optimista respecto al cambio y reforma que se está dando en Roma? ¿Cómo la ves, factible o no?
El que mucho de estos gestos suyos suenen como algo inaudito, tremendo, pionero, es síntoma de lo mal que estábamos cuando esto suena, porque todos estos gestos no son más que la repetición de lo de Juan XXIII, que nos habíamos olvidado de ello. Cuando estudias la Evangelii Gaudium en detalle, ves que está recogiendo el concilio y sobre todo la línea de Pablo VI en la Evangelii Anunciandi, el tema del sínodo del 71, un tema de fe y justicia, inseparable de la evangelización. Es todo una unión, esto de Francisco no es una cosa así totalmente nueva ni inaudita: es aquel gran cambio del Vaticano II, de hecho ya durante el mismo concilio quedó frenado. Y Pablo VI consigue que algo tan importante salga votado prácticamente por la totalidad de los dos mil y pico obispos, pero lo consigue al precio de haber metido una serie, de hacer algo que ahora tanto el Papa Francisco como el mismo cardenal Casper, cuando habla de los temas de la familia, creo que se sienten obligados a hacer y dicen siempre como prólogo que conste que no cambian nada en la doctrina, que únicamente van a hacer unas pequeñas aplicaciones,porque si no lo dijeran así se les echarían encima. ¡Aun diciéndolo así se les echan encima!
¿Pero las resistencias, que el mismo Papa Francisco reconoce, que hay dentro y fuera de la Curia son por cosmovisión eclesiológica o porque les ponen en cuestión su forma de vida?
Pues yo no sé si serán las dos cosas: puede que nosotros también tengamos lo que los políticos llaman una casta, puede que la Iglesia tengamos un montón de ellas, episcopales o cardenalicias. Pero fíjate que Ratzinger, nada más hacerle Papa, el discurso más importante que pronuncia sobre la interpretación del Vaticano II, es para decir, en favor del Vaticano II pero no hubo ruptura sino continuidad. Juan XXII cuando convoca el concilio lo primeo que les dice es la sustancia no cambia sino la expresión por los tiempos; dicho de esta manera aun el más recalcitrante te admite algunos cambios. Y así y todo la reforma de Juan XXIII. Mira cuando hacen Papa a Pablo VI: querían que no siguiera el concilio. Entonces el gran paso es que él dice que el concilio sigue adelante y va con esas diplomacias de tira y afloja...
Tú en eso vas más allá, ¿crees que tiene que haber cambios doctrinales?
Hombre sí, lo bueno en el Vaticano II es el tema de la evolución de la doctrina, fíjate que un tema como este ahora están hablando de los divorciados vueltos a casar(que si van a recibir la comunión, el problema de la comunión no es problema, de hecho en un montón de sitios, yo mismo lo he vivido en Japón, se les está dando la comunión;además,los que vienen son unos pocos entre los muchísimos casos que hay,que son precisamente los que no había que hacer problema son personas que por las circunstancias que sean se han separado, se han vuelto a casar... el caso es que están aquí y están en comunión con la Iglesia).El problema no es ese, el problema es decir que la indisolubilidad es una característica de esto, que esto es irreformable, que esto es de derecho divino y de derecho natural:eso no se puede decir, pero se está diciendo. Entonces,reconocer que esto es una doctrina y,como todas,ha evolucionado;que lo que está en el Derecho Canónigo, que no tendría ni que existir, es una cosa que ha surgido en la Historia y por evolución.
¿Esta es la tesis de Kasper o Kasper se queda a medio camino?
No, Kasper se queda completamente corto: fíjate que a lo más que llega es a que, a estas personas que se están en un camino penitenciario, que vengan a hablar, que se confiesen, que tal... Pero no, lo que se debería de hacer, pero claro esto nos llevaría muy lejos, es precisamente el tema que hemos estado tratando ahora en los seminarios, el tema de casarse en la Iglesia y en la sociedad: la boda dura una hora,el matrimonio es un proceso y tarda una vida y muchas veces a mitad de eso se interrumpe y no sigue. El matrimonio es una promesa, es un contrato y es un símbolo. La promesa es de los dos cónyuges, o una pareja de hecho:yo me comprometo contigo y tú conmigo, siendo responsables antes el cónyuge y,si se dan las circunstancias por lo que se rompen,somos responsables:esto se ha roto ¿Qué hacemos? A lo mejor hay que recomponerlo, a lo mejor no se puede recomponer pues nos tenemos que separar.
¿Pero la doctrina de la indisolubilidad, no es un dogma?
A eso es a lo que voy, pero ni muchísimo menos, pero claro,esto dicho así en una entrevista y en dos palabras,es difícil de explicar, habría que explicarlo más. Lo que os escribí una vez para el blog fue que, lo primero,se casan (no los casa el cura,se casan ellos);segundo,se casan en la sociedad, no son simplemente una pareja de hecho sino que han hecho los trámites (en Japón sería solamente ir al registro civil, aquí sería el matrimonio civil) pero no los casa el juez lo mismo que el cura, solo da fe de que se han casado ellos. Con lo cual son responsables también ante la sociedad, entonces a la hora de separarse también intervendrá la sociedad con unas condiciones, y se casan en el caso de bautizados y creyentes, en la Iglesia, por lo tanto este matrimonio es una promesa, es un acuerdo, y es también un símbolo, entonces la Iglesia no dice como en los telefilmes,que te reproducen las palabras del cura diciendo: " Os declaro marido y mujer" ,"Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre", o "Ya puedes besar a la novia"; estas tres frases pertenecen al ritual y yo por ejemplo no las digo de esa manera, sino de otra manera cuando celebro una boda. Son tres mal entendidos, porque diciendo declaro marido y mujer parece como si yo os declaro y que automáticamente es una abrakadabra y quedáis convertidos en marido y mujer en este momento y ya está:la indisolubilidad... La hay, perono es una característica estática del matrimonio, es una meta,un ideal: yo declaro, soy testigo de que os habéis comprometido entre vosotros a convertir vuestra unión en indisoluble, viviendo juntos y a lo largo de toda la vida, os vais a querer, vais a formar una familia...
¿Pero por qué este entendimiento dinámico de la doctrina da tanto miedo?
Porque no hemos hecho el cambio este ni en filosofía, ni en antropología ni en doctrina. Porque tenemos una mala teología una mala antropología y una mala filosofía. Entonces te citarán que Jesús ya dijo, citando al Génesis, que "se separará de su familia,se unirá su mujer y se unirán en una sola carne" y con esta cita ya tenemos la indisolubilidad. Pero espera:Jesús está citando el Génesis como utilizándolo como utilizaban la Biblia ellos en sus discusiones con los que manejan esa misma Biblia para decirles "oye, y vosotros le estáis dando permiso al marido para que él pueda hacer lo que la mujer no puede que es firmar este papelito y luego la despide por capricho, pues esto no puede ser"..., en el contexto dice eso. Pero coger esa frase y decir que es un derecho divino y es inmutable, todo eso ha surgido a lo largo de la Historia...
¿Lo que estás diciendo es que habría que repensar toda la moral matrimonial y sexual?
Yo la empiezo a repensar desde la antropología, dice el filósofo Paul Ricoeur la promesa:yo te prometí ayer a ti venir aquí a las doce, he llegado a tiempo pero si no hubiera llegado a tiempo te hubiera llamado por teléfono para disculparme, pero bueno el ser humano es capaz de prometer y capaz de traicionar: el perrito y la perrita que se unen se unen sin más no se prometen. El ser humano es capaz de prometer, pero ¿tú puedes demostrarle a alguien que vas a cumplir una promesa? Si a ti te preguntan antes de casarte,¿tú estás seguro de que es la mujer de tu vida? Demuéstramelo. La única manera de demostrarlo, de testimoniarlo, pues te lo demuestro viviendo con ella, lo de hasta que la muerte nos separe no debería ser así,debería ser hasta que la vida nos una, esa vida que vais a vivir juntos logrando convertir esta unión en indisoluble.
Pasar del semáforo a la brújula.
Sí,y de lo estático a lo dinámico y de lo que es un proceso.
¿Eso es posible sin que se caiga la doctrina y la religión?
Es que la doctrina no es una cosa que esté ahí para no caerse, es confundir la fe con las creencias: la fe no cambia pero las creencias que la expresan cambian y evolucionan. Los dogmas hay que tocarlos, es que los dogmas son una expresión y la expresión está formulada en una época, en una cultura y en un lenguaje y tienen que ser reexpresados y mucho más en estos casos que ni se tratan de un dogma. Pero volviendo al tema éste, el ser humano es capaz de prometer, traicionar,y es capaz de después de haber traicionado mantenerse en sus trece y no reconocerlo,pero también es capaz de pedir perdón y de darlo gratuitamente y esto es algo que no puede hacer otro por él. Con esta antropología tú vas a la promesa matrimonial y dices , esta promesa que sea una promesa responsable, este cónyuge responsable;antes el otro cónyuge, yo te elijo y tú me eliges a mí, demuéstrame que... No: esto se demuestra andando,viviendo, esta promesa es vulnerable, somos un animal vulnerable, es todo el tema sobre la antropología que escribí hace años. Se puede romper, se han prometido unirse, hacerse una carne, que hacerse una carne no es simplemente acostar juntos la noche de boda ya que ya lo habrán hecho antes del matrimonio, consumar el matrimonio es hacerse los dos uno pero es algo que se tarda una vida en hacerlo y en muchísimas ocasiones pues no se logra, a mitad de camino se rompe, unas veces por una parte o por otra, a veces a lo mejor por las dos partes pero muchas veces no es culpa, ni de uno, ni del otro ni de ninguno de los dos. En todo caso,cuando se ha roto qué se hace... Si se puede recomponer es natural que quieran recomponerlo,pero muchas veces es irreversible.Entonces cómo podemos hacer si toda ruptura produce heridas, cómo se puede curar en ambas partes y que lo que empiece de nuevo ya sea con otra persona o sin ella, sea sin heridas. Entonces habría que desempeñar otros tres papeles:responsabilidad mutua de los cónyuges por la promesa, ante la sociedad porque se casan en la sociedad, y en la Iglesia. Ahí ha tenido un papel, el papel personal de la conciencia de los dos,que yo no digo sí quiero por engañarte,que lo digo de verdad; segundo,el papel de la sociedad,porque han firmado ese papel con la sociedad hay unos trámites que constan y cuando llegue el momento de la separación, si llega, también habrá unos trámites y la Iglesia que ha tenido el papel como testigo de la unión y con la bendición de Dios. Lo que Dios ha unido no: lo que Dios va a confirmar si lo unís vosotros, ya que Dios no une sino confirma la promesa de unión. Dios une a través de la personas y uniros no es acostaros una vez:es vivir día a día y como dice el filósofo Paul Riceour "lo que empezó como una coincidencia, a través de ir tratándonos se fue cultivando poco a poco y desembocó en una elección que se confirmó en la boda, luego se ha ido convirtiendo a base de repetirse esa reelección día a día de reelegir lo que elegí entonces aunque ni tú ni yo seamos el mismo de entonces;a fuerza de eso se ha convertido en un destino".
¿Cómo ves el sínodo que está abordando esta problemática? ¿Hay demasiadas expectativas, va a haber frustraciones al final?
Desde el principio pensé que había demasiadas expectativas y temo que se repita, ya que se está repitiendo lo que pasó en el Concilio, con lo difícil que es conseguir estos cambios porque hay una reacción muy fuerte. Entonces se acaba en lo de Pablo VI,en lo diplomático. Unos documentos que dicen sí pero..., no pero...Es una pequeña puertecita: esa pequeña puertecita que dice una solución pastoral para que todas estas condiciones por fin pasenaunque sea por suficiente mayoría;ahora los recasados van a poder comulgar pero con estas condiciones. Mira,dicho así en bruto,con estas palabra a lo mejor suena a periodístico, así como hay parejas de hecho. el casarse en la sociedad (matrimonio civil) y además casarse en la Iglesia ante Dios, también puede haber un divorcio de hecho, un divorcio civil, lo mismo que intervino el derecho a la hora de inscribirse como pareja en la boda,en el divorcio también interviene el derecho, para proteger los derechos de los dos cónyuges y de los hijos, y esto según los países está de distintas maneras, interviene el derecho para proteger, así como la parte de promesa de los dos la protege la conciencia de los dos: en una pareja de hecho el ideal es que la responsabilidad sea ante la conciencia, aunque a veces se rompan de mutuo acuerdo y a veces no, esto a nivel personal. A nivel social, matrimonio civil, hay un acuerdo,por lo tanto ya no solo es el aspecto únicamente de promesa.
¿Y ante la Iglesia?
Lo mismo que intervino la Iglesia, en el caso de los bautizados que han querido casarse,no solo ante la sociedad sino ante la Iglesia, rodeados por la comunidad y el sacerdote diciendo: "Dios bendice vuestra unión" y ha intervenido la Iglesia no para hacer una ceremonia mágica y ponerles un sello de insolubilidad, sino de parte de Dios que Dios os ayude en este proceso de haceros uno, pues lo mismo que ha intervenido así en el caso del divorcio tendría que decir, mira hemos llegado a esta situación, si es reversible y se puede arreglar aceptando la culpa y pidiendo perdón,muy bien, pero si es irreversible y nos hemos divorciado, aquí hay una herida que sanar, lo mismo que a la hora de la boda la Iglesia bendijo esa unión, pues también ahora aquí tendríamos que tener una manera para acogerlos, para curar las dos partes,la herida que haya quedado. Por ejemplo, uno dice " a mí es que después de esto que ha pasado como que me encuentro , como que últimamente he dejado de venir a la Iglesia", pues no,hombre,tienes que seguir viniendo para que te ayudemos a sanar esa herida: la intervención de la Iglesia debe ser para sanar,no para decir cómo has hecho esto,estás en pecado y estás fueras de la Iglesia, al igual que intervine para bendecir,intervengo para sanar y lo mismo que el derecho,que intervino entonces para testimoniar,ahora el derecho debe intervenir para proteger los derechos.
¿Algo así es lo que se está haciendo en la Iglesia ortodoxa o no tiene nada que ver?
Hay un proceso penitencial y un bendecir esta unión, esto sería lo más parecido,pero yo iría más lejos tomarlo:totalmente en serio, sería lo que de hecho estamos haciendo. Hace un mes he tenido dos casos de estos, yo es que me ocupo también de la pastoral de los emigrantes latino americanos en la diócesis de allí, porque como esta pastoral tiene que ser en tres lenguas, japonés, portugués y español, tenemos unas misas trilingües porque estos cónyuges uno sabe japonés pero el otro no, sabe brasileño y el otro al revés y los hijos que vinieron de allí sí pero los que se han educado en Japón ya solo saben japonés). Vamos, que está a la orden del día,estos matrimonios de alguien que estuvo casado, bautizado y consumado pero pasó lo que pasó y este está hace años separado, la mujer está en otro país o al revés, han pasado los años y ahora resulta que está casado civilmente, tiene hijos con la anterior y ahora con ésta y ahora vienen aquí a la Iglesia y es hora de la primera comunión de la niña,que es del matrimonio anterior, no estaba bautizada...¿qué hacemos? ¿Tú vas a decirle ahora que ella no la puedo bautizar? Aquí lo que hay que saber es diferenciar,porque una cosa es lo canónigo, una lo moral y otra lo pastoral. La teología moral es mucho más abierta que lo canónigo,que es solamente válido esto y nada más,y la pastoral es mucho más amplia que la moral y el Evangelio más amplio que todo lo demás y el criterio último es qué haría Jesús aquí que es lo que dice el mismo Derecho Canónigo cuando dice: " y todas estas disposiciones exceptuado lo que requiera la salvación de las ánimas", es decir, lo que se requiera para tratar a las personas como personas, sanando lo que haya que sanar. Ese criterio relativiza desde el primer canon hasta el último Derecho Canónigo.
El cambio en la moral sexual tendría que llevar consigo...
Es que ahí el problema es que antropológicamente arrastramos años y siglos de un lastre que cuesta mucho quitárselo. La sociedad en general, pero también el lado católico, ese lastre se lo ha quitado ya que de hecho va por un lado la doctrina y por otro la praxis...
Es que la praxis no tiene nada que ver, así que o damos carta de naturaleza a la praxis o seguimos en esa hipocresía.
Pues si le vas a preguntar a uno sobre los papeles canónicos, oye,esta pareja que ha venido me ha preguntado que si por estar así y no estar casados están en pecado o no,y le vas a preguntar esto a alguno... Yo he tenido varios casos, uno de ellos muy simpático,de una pareja que se va a casar que dice por las razones que sea que se van a casar tal año, ahora está lo del piso,ahora está tal, ahora está cuál, ahora la boda..., Pero nosotros somos tan creyentes como antes y no hacemos algo tan tradicional como es la misa de esponsales, lo que se decía antes en el lenguaje civil de pedir la mano, de la toma de dichos...Eso se puede hacer,quién ha dicho que esté prohibido: si te coges el bendicional y te miras la lista de bendiciones que hay, una bendición para la mujer embarazada,para que Dios le conceda que nazca con salud...¡Si se bendicen hasta los animales el día de San Antón!
¿La humanae vitae es superable, se puede tocar o no?
Ni tocarla ni no tocarla:simplemente olvidarla, esto no es más que una encíclica y nada más y ya pasó a la Historia.
¿Pero compromete la infalibilidad o no?
No, no, en absoluto. El mismo Pablo VI con su propio bolígrafo tachó una línea en la que le querían decir la palabra infalibilidad, esto ni tiene que ver con el tema de infalibilidad.A veces la gente cree que estos problemas no son de moral:son de eclesiología,de creer todo lo que dice el Papa de la noche a la mañana, de la primera a la última línea del observatorio romano, como si fuera un dogma de fe... Infalible.
Si es tan claro y tan evidente,¿por qué está costando tanto?
Una institución tan grande con tanto siglo con este lastre a cuestas, la Historia de dos mil años,es un tesoro y un lastre al mismo tiempo.Y soltar lastre cuesta muchísimo.
¿Pero sin soltar lastre no conectaremos con la gente joven?
Pues ahí está:que cuando sueltas lastre llegas tarde, fíjate cuando allá por los años 60 por fin, venga a poner en práctica lo del Concilio, vamos a modificar un poco la liturgia de cómo realizar el sacramento de la penitencia es reconciliación y cuando por fin sale, sale una cosa que es ni chicas ni limonás, porque no admiten lo de la absolución en común, que lo estamos de hecho practicando en muchos sitios porque es necesario. Pues resulta que dicen ha salido una renovación, pero si esto llega tarde, es como aquel hortelano de Murcia que no consentía que compraran un carro,tenía que ser la carreta tirada por bueyes y sus hijos tenían más dinero y él no consentía...Luego vinieron los nietos y ya tenía cerca de 80 años, le convencen los nietos, que hay mucho dinero ahorrado, compre usted un carro de caballos,no una carreta de bueyes, y el hombre al final accede y dice sí, pero es que con el carro de caballos no se puede ir por la autopista y dice,paso por el aro, bueno,pues entonces compremos un Seat, lo del Seat es de hace años,esto ya pasó, quedará alguno por un museo. Quiero decir que cuando por fin llega a la Iglesia es como decir hemos pasado de la carreta de bueyes y ahora en adelante vamos a ir todos, después del sínodo, porque ha hecho un gran cambio el Papa, vamos a ir todos en coche de caballos, sí:por la autopista ahora hay que ir a otra velocidad. Y eso por desgracia está pasando con todos los cambios.
¿Estamos condenados a llegar tarde?
Hace años que tendría que ser posible que se ordenen para el ministerio ordenado tanto hombres como mujeres y tanto célibes como casados. Y ahora dices no,el tema del celibato opcional no se puede tocar, bueno,a lo mejor se va a poder medio tocar. No, no si es que hace años,no el celibato opcional,sino el que se ordenen tanto célibes como casados y que coexistan y convivan en la misma parroquia. Un ministerio en equipo se lleva por hombres y mujeres laicos, hombres ordenados, mujeres ordenadas, hombres casados ordenados, célibes,en fin, esta concepción tenía que haber empezado hace más de 50 años. Para cuando llegue,de aquí a unos años, porque ni siquiera Francisco podrá, tendrá que ser el siguiente, o el siguiente del siguiente, que empezará a decir, oye lo del celibato opcional a lo mejor se puede considerar...Pues llegará demasiado tarde.
¿Pero la tendencia está marcada, está empezada y es imparable?
Se dijo en el sínodo y están los datos:yo ahora de memoria no te lo puedo decir, si hubo una mayoría o una minoría y luego aquello de como todos los sínodos que ha habido últimamente:lo del sínodo iba al Papa y ahí se quedaba. Si ahora en el sínodo consigue Francisco que lo que salga de allí no se quede oculto y lo saque del sínodo y lo incorpore y lo haga suyo y público, esto sí que será el cambio de la sinodalidad. Pero esos cambios grandes son los que cuestan.
¿Puede estar en peligro físico, real,el Papa por intentar estos cambios?
Yo esas cosas no sé, lo que sí está en peligro es lo anterior.Pablo VI estaba tan convencido de que había que hacer la reforma y pudo hacerla a pesar de los temblores y temores con esos pequeños cambios, fíjate,cuando se separan los de Lefreve. Y poco antes de eso,queriendo él evitarlo,había incluso destituido un golpe. A sus años había podido ser Papa y todo y ponen en vez de a él en liturgia a un señor muy tradicional y muy conservador para ver si calma los ánimos y a pesar de todo,fíjate como fue: es muy difícil. Y los cambios aquellos que fue haciendo poquito a poco Pablo VI,que se jubilen a los 80 o 75 pero que luego no tengan voz activa o voz pasiva lo de los cardenales, fue todo poco a poco. Cuando ante aquellos pequeños cambios se le presentaron algunos cardenales de la Conferencia Episcopal italiana y decían que desde fuera se oían los golpes en la mesa diciendo: "nuestra santidad no puede cambiar esto" y lo volvió al cajón y unos años después por fin lo sacó, se modifican las reglas del cónclave y ya unos años después lo podía sacar. Siempre hay que acabar esperando a que se muere o se jubile o retire alguien...
O sea que los cambios son muy lentos.
En la Evangelii Gaudium da una clave en esa parte que es muy difícil pero que es muy suya cuando dice eso del "todo y la parte". Y ahí dice,en vez de hacer un cambio espectacular de la noche a la mañana,hay que desencadenar procesos y que como procesos desemboquen en ese cambio,porque si no,lo único que conseguirá será como un político un cambio para ganar las elecciones pero sin visión de estado, pero uno con visión de estado ve que hay que hacer esto pero aun perdiendo yo consigo desencadenar un proceso que al siguiente del siguiente mío va a poder hacerlo. En algunas cosas de estas es notable viéndolo en las notas y pies de páginas si está en contacto mucho Francisco con cosas de Benedicto y sobre todo de Pablo VI.
¿Tú notas esta primavera en los teólogos: actuáis con menos miedo, tomáis menos precauciones?
Yo es que no estoy aquí en España, no sé si te acordarás otra vez que vine,hace años,que dije que la situación de aquí me parecía anómala y se asustaron mucho. Donde yo estoy más bien es un mundo tan distinto: unos obispos que están encantados con las cosas que se dicen en la Evangelii Gaudium, ¡es tan distinto! Conozco a un teólogo japonés bautizado de adulto muy fiel y un teólogo extranjero de un poco antes del Vaticano II y noto su miedo... Hay un poco de miedo, de todas estas cosas que le gustan tanto a los obispos japoneses porque dicen esto lo habíamos pensado de siempre pero creíamos que esto no se podía decir y claro cuando ven que lo dice Francisco... Esto de los rebautizados y vueltos a casar lo digo en el sínodo del 81 antes de que salga la Familiaris Consortio de Juan Pablo II:en aquel sínodo un obispo, del cual no recuerdo el nombre, de Austria y un obispo, que por aquel entonces no era cardenal, el arzobispo de Tokio,dijo esto: este tema hay que repensarlo. Tuvo una intervención muy preparada porque antes de ir al sínodo nos pidió a la Facultadde Teología que le diéramos un informe de lo que habían escrito teólogos. Entonces fue cuando le recogimos ese material en el que estaba,que el mismo Ratzinger había dicho muy tímidamente algo de esto, se marchó el arzobispo al sínodo con este material y lo dijo allí. Y luego nos contó a la vuelta de eso:dije esto y al salir me riñeron los cardenales y me fui a mi habitación y estaba yo tan apesadumbrado. Y lellaman al teléfono varios cardenales europeos invitándole a cenar esa noche para consolarle y le dijeron eso que estás diciendo:vosotros seguid diciéndolo,que los de aquí decimos las cosas mirando a Roma y no nos atrevemos, decidlo vosotros. Me decía el otro día el que fue su obispo auxiliar,que hoy ya está retirado,comentando las cosas de Francisco: fíjate,esto fue lo que comentábamos en los años 80 que había que decirlo...
¿Te gustaría una cierta rehabilitación de los teólogos, no solo de los condenados, sino de los marginados:de los que estuvisteis en la diana de los más ultras?
Casi me haces un honor si me pones en la lista de teólogos condenados, yo es que no he estado condenado nunca...
Pero perseguido a un nivel menor, a nivel de blog, etc...
Bueno sí, que me cesaron como si fuera una penalización administrativa, unos meses antes de jubilarme me cesaron, pero no me van a rehabilitar y más estando jubilado ya. Yo estaba aquí en Madrid prestado por Japón para una sustitución. Cuando me cesaron aquí,volví,ya que me estaban esperando los obispos japoneses para seguir trabajando en la Conferencia con ellos. Estas cosas son una mera penalización administrativa que los jesuitas de España,que le tenían mucho miedo a ´Rouco, les dijeron a los de Japón: "este que no venga por aquí ni nos escriba que nos venga mal a los de aquí".Pero esto es una cosa un poco más anecdótica.
¿Ese miedo se ha evaporado?
Pues yo no lo sé si lo tendrán o no, yo lo que sé es que si me mandan una carta diciendo que "te lo prohibimos", pues les diré como les contesté entonces diciendo, esto es una ley injusta y yo en clase de moral enseño que la ley injusta no obliga,así que no os voy a obedecer. Y esa carta no la vuelven a contestar... Estas cosas hay que tomárselas con un poco de humor.
¿Y sin personalizar?
Sería bueno que dieran avisos, como el que tuvo Sobrino. Hay congregaciones que no condenan nunca, pero el sentido de la fe también pasa por rehabilitar. Lo mismo que los santos: ¿no están canonizados Ellacuría y Monseñor Romero? La voz del pueblo ya los ha canonizado. Yo siempre digo el Día de Todos los Santos que ni son todos los que están ni están todos los que son. Marciano Vidal, por ejemplo, está más que rehabilitado sólo por todo lo que lo usamos en las clases de moral. 
Pero tendría que haber un gesto explícito...
Hombre, sería buenísimo. Pero por desgracia estas cosas pasan en la Iglesia cuando la persona ya se ha muerto. Tendríamos que leer más Historia de la Iglesia, para saber que muchas cosas no son una ficción, pero también para aprender a ir relativizándolas. Verlas con humor más que con molestia. Dentro de cien años, ¡todos calvos!
Otros titulares:
El primer paso no es ir a los centros sino a las periferias.
Este papa va a cambiar el papado.
No hemos evolucionado: tenemos una mala Teología, una mala Antropología y una mala Filosofía.
Lo de "que la muerte nos separe" no debería ser así, sino un "hasta que la vida nos una".
"Dios une a través de las personas y uniros no es acostaros una vez, sino vivir día a día".
Igual que intervine para bendecir, intervengo para sanar.
El criterio último debe ser qué haría Jesús.
No obedecí a los obispos atemorizados por Rouco: la ley injusta no se obedece.