Friday, July 24, 2015

Médicos y psicólogos mexicanos desacreditan las tesis de la Iglesia católica sobre los gays


Jerarquía dijo que matrimonio gay es un "grave problema de salud pública


Sus afirmaciones respecto a la homosexualidad "son completamente erróneas"


Psicólogos y médicos expertos en salud sexual en México rechazaron la posición de la iglesia católica de que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un "grave problema de salud pública". "No hay ninguna relación entre asignar derechos y la salud pública", dijo Alexis Sorel, Coordinador de Democracia y Sexualidad, una organización que trabaja en educación sexual.
"El principal problema de la posición de la iglesia es un desconocimiento insultante de la realidad, que justifica la aceptación de ideas que no están en la realidad científica.", dijo el doctor Eusebio Rubio, Director de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.
Para Rubio, las afirmaciones de la Iglesia católica respecto a la homosexualidad "son completamente erróneas".
La arquidiócesis de México publicó el martes un texto titulado "¿Por qué la Iglesia se opone al matrimonio gay?" en el que expresa opiniones sobre una serie de prácticas sexuales y su rechazo a que la ley reconozca el derecho de todas las personas a contraer matrimonio.
La arquidiócesis afirma también que el matrimonio entre personas del mismo sexo es también un "riesgo que provoca daños a la salud física, psicológica y espiritual".
Mientras Rubio manifiesta que "el seguimiento de la vida homosexual en pareja, de la vida parental y de la los hijos, propios o adoptados ya ha dado claridad científica que la salud física y mental de la persona la pareja y la familia dependen de que sean funcionales, no de la orientación sexual".
Sorel, psicólogo especialista en educación sexual, explicó que "un matrimonio consensuado, independientemente del sexo, no tiene por qué causar daño ni físico ni psicológico".
El razonamiento de la jerarquía católica parte de la creencia de que el cuerpo humano"no está diseñado para la relación homosexual" porque en la práctica del sexo anal puede haber daño físico y exposición a infecciones.
Pero Rubio afirma al respecto que "la penetración no es la actividad preferente de los homosexuales. Es una muy desafortunada ignorancia. Se suponen inferencias muy gratuitas".
Otra de las ideas del artículo de la Iglesia católica es que la mayoría de los homosexuales muestra "inclinación hacia un estilo de vida promiscuo", lo que vincula con la propagación de enfermedades de transmisión sexual.
Pero en realidad, como explica Sorel, "no todos los hombres que tienen sexo con otros hombres son homosexuales, y el impacto en cuanto a contagio se está minimizando progresivamente".
Sorel detalla que "el sexo anal no es exclusivo de la comunidad gay" y que el primer grupo de personas infectadas de VIH "son heterosexuales que viven como heterosexuales y tienen algún comportamiento homosexual".
Rubio añade que "el VIH está en las personas homosexuales, pero no es por la preferencia homosexual sino por ciertas prácticas. Es un error de conceptualización médica muy grave pensar lo contrario".
Sobre el uso de preservativos la iglesia afirma que "se sabe que deja pasar virus microscópicos así que realmente no ofrece segura protección".
La Comisión Nacional para la Prevención y el Control del VIH, dependiente de la Secretaría de Salud, señaló que los preservativos "protegen hasta en un 95% y el 5% de falla se debe prácticamente a error humano".
"Desde la fe" es un medio de comunicación de la Arquidiócesis de México del que se distribuyen 625.000 ejemplares encartados en 70 periódicos católicos. Su misión es "orientar en la fe a la comunidad católica de México y la aplicación de ésta en la vida cotidiana".
Su postura coincide con la de la Iglesia católica. En Mayo, el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano calificó la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo es una "derrota para la humanidad".
La Iglesia católica ha perdido gran parte de su autoridad debido a la aparición continua de escándalos de abuso sexual de sacerdotes a niños.
Fue de especial relevancia el caso del sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, asiduo de la pederastia y que coaccionó a niños a los que también drogaba para abusar de ellos. Como una investigación de Associated Press descubrió, el Vaticano tuvo conocimiento desde 1948 de los delitos pero decidió ignorarlos.
En México, sólo tres estados, el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero en junio, una decisión de la Corte Suprema de Justicia estableció que todos los jueces del país deberán permitir que se casen si se presenta un recurso a una denegación de matrimonio.
(RD/Agencias)

No comments: